8:11 pm - miércoles junio 3, 2020

Archive: Opinión Subscribe to Opinión

¿Y quién se atreverá a reconocerse como políticamente correcto?

Written by | 04/12/2015 | Comentarios desactivados en ¿Y quién se atreverá a reconocerse como políticamente correcto?
¿Conocen a alguien que se defina a sí mismo como políticamente correcto? Así, a bocajarro, sin contexto que medie, como, por lo demás, viene siendo habitual. No, claro que no. Implicaría un desatino social, casi como aceptar que uno sea un remilgado, un meapilas o un plasta, todos ellos, por cierto, apelativos bastante antipáticos y muy poco cool. Este matiz es importante. Lo curioso es que nadie negará que vivimos una época absolutamente condicionada por las pautas de la corrección política. ¿Entonces? ¿Se trata de un verbo sin sujetos? ¿De una pandemia sin portadores? Por descontado, aquí no se ha inventado nada nuevo: la censura (el tabú) es tan vieja como el mundo. Como también lo es su excedente, ese sutil mecanismo de supervivencia, de prefijo pasivo y silencioso, que

La princesa Europa: cuento al estilo romántico en el siglo XXI

Written by | 24/05/2014 | Comentarios desactivados en La princesa Europa: cuento al estilo romántico en el siglo XXI
‘El rapto de Europa’, escultura de Óscar Alvariño A ti, Europa, te veo: cabellera rubia, de mechas castañas y piel fina del color de la luz; tersas manos, con venitas azules y mucho trabajo en ellas; pechos blancos, que relucen más que el sol y que alimentan muchas almas; pubis cargado de dignidad poética que hace que baje la vista a tus largas piernas de tacto de estrellas y, al final de éstas, vea tus pies hermosos y acordes con el conjunto de tu belleza. Europa: con los ropajes ajados, hechos jirones, encadenada en tu torre de marfil; encadenada y maltratada. Intento deshacerte de los grilletes, pero yo solo no puedo. Acaricio tu rostro, lo alzo para ver tus ojos que me recuerdan al cielo nocturno. No pareces respirar, no pareces vivir ya. Te tomo el pulso y nada: tus ahora

Pedro Ruiz: «Mi patria está donde me quieren»

Written by | 24/03/2014 | Comentarios desactivados en Pedro Ruiz: «Mi patria está donde me quieren»
Pedro Ruiz (@ElPedroRuiz, Barcelona, 1947) es uno de nuestros artistas más polifacéticos, en el mejor sentido de la palabra, e inclasificables. No sólo es un gran humorista, sino que también escribe valiosos libros o monta sorprendentes shows. Además de todo esto, tiene dentro un poeta y un filósofo. Sus últimos espectáculos han sido No estoy muerto, estoy en Callao y Uno, Pequeño y Libre. Ambos los ha llevado por muchas ciudades españolas. El segundo de ellos todavía está en cartel en Madrid, en el Teatro Amaya. Su último libro es Testamento (Ediciones B). ¿España es un país libre? No, ningún país lo es. Aquí como en todos hay una parodia, ahora muy emponzoñada. Usted no cree en la patria, ¿por qué? Porque creo solamente en mi madre y en mi padre. La patria suele ser

El desengaño y el becerro de oro

Written by | 10/03/2014 | Comentarios desactivados en El desengaño y el becerro de oro
El título ya lo avanza: ésta es una fábula de mal agüero y moraleja áspera, inserta en la estirpe más castiza del pesimismo existencial y tabernario. Hablamos de la tragedia del desengaño, lúcidamente analizada por Félix de Azúa en Autobiografía de papel. Para el filósofo, el desengaño se produce cuando las soluciones que nos han servido para sobrellevar los tiempos revueltos se demuestran como la principal causa de que esos tiempos fuesen revueltos. O lo que es lo mismo, cuando las esperanzas son nuestro peor enemigo o las medicinas que nos venden agravan la enfermedad. Es un resumen de la historia de nuestro país digna de libro de texto. Porque si hay algo que le guste más a un español que levantar estatuas de mérito efímero es, precisamente, echarlas al suelo, con ese

«Operación Palace», de Jordi Évole: Jugando con la audiencia

Written by | 02/03/2014 | 1
Conozco al menos dos programas de radio en los que se ofrece al oyente la oportunidad de averiguar la única noticia falsa de entre varias noticias aparentemente inverosímiles. Aunque no nos lo parezca, lo inverosímil es más común de lo que se piensa. Y aunque no seamos conscientes de ello, el mundo en el que nos movemos está formado por un conglomerado de verdades y mentiras en aparente equilibrio a cuya configuración contribuyen todos los individuos, todos. Cuando exageramos, cuando permitimos que la piedad prime sobre la sinceridad, cuando ocultamos la parte de la verdad que no nos interesa, cuando sin mentir dejamos que otros piensen lo que no es o incluso cuando pagamos una factura sin IVA, estamos ayudando a engrosar con mentiras el equilibrio inestable que existe entre esas dos

Vida y muerte

Written by | 21/04/2013 | Comentarios desactivados en Vida y muerte
Trato de reflexionar sobre la muerte, la vida, su brevedad, lo que significa la muerte y la vida, nuestro papel en el mundo. El presente, este momento que estamos viviendo ahora, el futuro que nos espera, la guadaña de la literatura medieval. Pero si la muerte es vida, según la religión cristiana, ¿por qué esta manera nuestra tan tétrica de afrontarla? Tengo 37 años. Según los clásicos, según Dante, me encuentro más o menos hacia la mitad de la vida. Si miro hacia atrás, y lo hago con cuidado, podría tomarme mucho tiempo recordar todos los episodios de esa vida, por lo menos los más importantes. Tendemos a pensar que la vida es un suspiro. El tiempo, como hace un momento he escrito en Twitter y en Facebook, parece corto cuando ya ha acabado; eso invita a hacerse sospechoso. Veo

25 recordatorios para seguir en la realidad y no volverse sectario. Aplicables especialmente a los políticos

Written by | 09/04/2013 | Comentarios desactivados en 25 recordatorios para seguir en la realidad y no volverse sectario. Aplicables especialmente a los políticos
1. No le ponga fronteras a su pensamiento: si no está dispuesto a dejarse invadir, no estará legitimado para intentar convencer. 2. Si cree que sus ideas son mejores que las de su adversario, exíjale más trabajo y más honradez a los que las defienden que a los que defienden otras: los ciudadanos se merecen siempre lo mejor. 3. No pierda nunca las formas: recuerde que la civilización es forma, que el debate es forma, que la convivencia es forma, que la democracia es forma, y que usted quizá no lleve razón. Si pierde las formas, pida disculpas. 4. Sea fuerte, sea tenaz, sea humilde, sea sincero, pero no nos lo diga, demuéstrenoslo, porque las virtudes propias no se pregonan, se niegan y se ejercen. 5. Piense que la fidelidad no debe ser a las ideas (que pueden cambiar) ni a las personas

El Vaticano y la instrumentalización de Dios

Written by | 12/03/2013 | Comentarios desactivados en El Vaticano y la instrumentalización de Dios
Con los prodigios que le ha sido concedido realizar en presencia de la Bestia, seduce a los habitantes de la tierra y les dice que hagan una imagen de la Bestia. Le dieron el poder de dar vida a la imagen de la Bestia hasta el punto de hacerla hablar y que hiciera matar a todos los que no la adorasen. Apocalipsis 13:14-15 El pasado 17 de febrero, durante el penúltimo ángelus posterior al anuncio oficial de su renuncia al cargo, Joseph Ratzinger lanzó un mensaje en contra de la instrumentalización de Dios. Decía, textualmente, «no instrumentalizar a Dios para fines propios» y no creer que «la verdadera realidad esté en el poder». Frente a tamaño espectáculo, el espectador mínimamente atento se pregunta si es que acaso la Iglesia de Roma ha hecho alguna vez algo distinto a instrumentalizar

El chófer

Written by | 06/03/2013 | Comentarios desactivados en El chófer
El coche es un buen signo exterior de riqueza, porque es relativamente costoso, todo el mundo conoce grosso modo su categoría, se puede exhibir en cualquier parte y, llegado el caso, se puede compartir fácilmente. Por ello es muy útil en una sociedad como la nuestra, que suele determinar con la capacidad de consumo la relevancia social, de modo que a más consumo más estatus, es decir, a mejor coche más señales se dan de que se goza de mejor posición social. Como el coche es la señal, hay que tener un coche acorde con nuestra personalidad y a la medida de nuestras posibilidades o por encima de ellas, ya que los demás miembros de la sociedad nos enjuiciarán posiblemente en función de él. Coche, no obstante, tiene casi el todo el mundo. Y un coche medianamente ostentoso puede comprarse

La responsabilidad pasiva o el político como chivo expiatorio

Written by | 24/02/2013 | Comentarios desactivados en La responsabilidad pasiva o el político como chivo expiatorio
Responsabilidad es palabra densa, difícil y bastante agotadora, como todas las vocaciones que exigen una vida para llevarse a cabo. Por eso sorprende su propensión aerodinámica a volar por los aires, de trinchera a trinchera, a cantazo limpio, y en tono de reproche mediático. Quien asuma las consecuencias de las acciones que escoja es ya huérfano de virtud, porque, entre tanto uso negligente, la responsabilidad ha quedado vacía de significado y acólitos. No hay responsabilidad sin ética, y es ahí donde apuntan los síntomas. Liberada de la religión y la estrechez de los confesionarios, a día de hoy, la moral ha invertido su entera libertad en tumbarse sobre la cadena de montaje del sistema, a dejarse hacer, al más puro estilo T-Ford. La eficacia gana teclas para la causa. Y es