10:14 pm - miércoles junio 3, 2020

Archive: Opinión Subscribe to Opinión

Una teoría sobre el tiempo

Written by | 17/12/2006 | Comentarios desactivados en Una teoría sobre el tiempo
El tiempo se antoja fugaz cuando la rutina se apodera de la vida de uno. Esta semana se me ha pasado volando, parece que fuese ayer cuando estábamos en pleno puente de la Constitución y ya ha pasado una semana entera. La rutina no ha de ser necesariamente nociva, pues no se puede ir todos los días a la ventura, haciendo cosas nuevas, no se puede estar, como Hemingway, en la Guerra Civil española matando nacionales en una trinchera a todo lujo un día y al otro cazando leones de safari en el Kilimanjaro. En tanto no se caiga en una rutina tediosa, de ésas en las que todo cuanto hacemos es a disgusto, insípido, vacío, entonces estaremos a salvo de la infelicidad y la frustración. Así sopla el tiempo, como sin darnos cuenta, nos va abriendo surcos en la piel que se ahondarán con la brisa

La corrección política (y II): Pateras y cayucos

Written by | 18/06/2006 | Comentarios desactivados en La corrección política (y II): Pateras y cayucos
Como decíamos ayer, cuando hablábamos sobre lo políticamente correcto, un amigo, después de leer el texto, me espetó que quizás es un hilo de plata, casi un sedal, la frontera entre la corrección política y la buena educación y el respeto hacia el prójimo. Bueno, se lo acepto, tal vez sea discutible, pero no van por ahí los tiros. El problema surge cuando este recurso eufemístico está ya tan implícito en nuestra sociedad, en nuestra forma de ser, tan introducido entre las costuras de nuestro lenguaje y de nuestra forma de hablar que, sin danos cuenta, estamos ejerciendo una nueva forma de inquisición, pues ay de aquél que se salga la fila, que no saldrá bien parado. Y, debido a eso, estamos profundamente sometidos a una autocensura inconsciente en nuestras manifestaciones,

La corrección política (I): Pan y circo

Written by | 15/06/2006 | Comentarios desactivados en La corrección política (I): Pan y circo
Nos están engañando, queridos amigos. Dominan nuestras acciones, manipulan nuestras vidas y, sobre todo, y lo que resulta más triste y patético, controlan nuestros pensamientos. Y lo consiguen, si no no estaría escribiendo esto a modo de denuncia para las conciencias. ¿Pero quién nos controla, si puede saberse? Los poderes fácticos, estimados amigos. Los cuatro poderes, los políticos, el Gobierno o los medios de comunicación, poco importa el nombre de la Bestia. Porque, hoy como ayer, nada nuevo bajo el sol, lo que importa es el poder de unos pocos, y, para alcanzarlo en el actual estado democrático, han de narcotizar a los votantes -pan y circo, que decía el emperador- para hacerlos pasar como borregos por la portezuela de la majada y así participar en –que no de– sus