9:02 pm - martes marzo 19, 2019

Archive: Viajes Subscribe to Viajes

India (XVI): Los jardines de Mandore

Written by | 10/04/2007 | Comentarios desactivados en India (XVI): Los jardines de Mandore
Aquella tarde me dispuse a salir a ver mundo solo. Jose estaba demasiado cansado por las aventuras pasadas y prefirio quedarse en el hotel. A mi en cambio me restaban aun fuerzas y animo como para aguantar hasta la noche, de modo que me encarame a un tuk-tuk (rickshaw motorizado) y le di como destino el Palacio de Umaid Bhawan. Ibamos subiendo tranquilamente la colina por la carretera, pero antes de llegar a lo alto un guardia de seguridad nos salio al paso. Al parecer una actriz de cine inglesa, Liz Hurley, conocida por muchos, se casaba en esos dias y habia alquilado todo el palacio, que ahora es un hotel de cinco estrellas, para ella y todos sus invitados, por lo que el acceso estaba prohibido. Vaya inconveniencia. Le pedi al guardia que me dejara entrar, que yo no molestaria, que era solo

India (XV): El sueño de Chandigarh

Written by | 31/03/2007 | Comentarios desactivados en India (XV): El sueño de Chandigarh
Un templo enterrado entre tenderetes Cuando salimos del mercado, con la intencion de visitar algunos templos de los alrededores, Vicky se despidio de nosotros, no sin antes mostrarnos el camino al primero de los templos, el mas cercano. Desde alli deambulamos por la ciudad, entrando en templos en los que ancianos rezaban y cantaban letanias, pero apenas ningun joven. Es dificil encontrar la espiritualidad en la India de hoy en dia, tiene uno que irse para encontrarla a pequenos templos enterrados entre tenderetes en lugares remotos donde los turistas no llegan pisar. Ancianas, el ultimo reducto de espiritualidad en la India El centro de Jodhpur no es demasiado extenso, de manera que, tras recorrer los barrios cercanos, dar alguna rupia a los ninos que persiguen al viajero por las callejuelas,

India (XIV): El comerciante de especias

Written by | 28/03/2007 | Comentarios desactivados en India (XIV): El comerciante de especias
Vista del mercado desde un rickshaw El buscavidas que dio con nosotros en Jodhpur aquella manana se llamaba Vikram, aunque preferia que nos dirigieramos a el con un diminutivo mas occidental como Vicky. Estudiaba Comercio, al igual que Pinkle, tambien en diminutivo anglosajon, el chico que habiamos conocido en el fuerte de Bikaner. Se conoce que el Comercio es lo que se lleva en la India, a la vista esta. Vicky nos dio primero un paseo por el mercado, ensenandonos los puestos de artesania del hierro, las diferentes clases de comida, y los comercios de piedras, que iban desde tizas para pizarras hasta piedras blancas que, mojadas en agua, producian espuma para lavarse el pelo. Luego nos aconsejo un puesto de especias y perfumes, al que nada mas llegar se nos invito a la trastienda. Mercado de

India (XIII): Jodhpur

Written by | 24/03/2007 | Comentarios desactivados en India (XIII): Jodhpur
Frente al Jaswant Thada Por la manana, Gurpal nos reservaba la noticia sorpresa de que que el fuerte de Meherangarh iba a estar todo el dia cerrado debido al rodaje de una pelicula de Hollywood, protagonizada por Liz Hurley, de manera que tendriamos que visitarlo al dia siguiente. Como laternativa, Gurpal nos llevo al Jaswant Thada, un enorme monumento conmemorativo de marmol blanco dedicado a un antiguo maraja, que se alza sobre una loma en los alrededores de la ciudad, frente a las antiguas murallas. Desde alli puede divisarse Jodhpur, la ciudad que llaman azul por el color de la pintura que utilizan para pintar las casas, en toda su plenitud bajo el fuerte. Haciendo el tonto en el Jaswant Thada Despues, Gurpal nos dejo en el centro de la ciudad, frente a la puerta arqueada de entrada al

India (XII): Noche en el desierto

Written by | 22/03/2007 | Comentarios desactivados en India (XII): Noche en el desierto
Charlot, al atardecer, mirando hacia un grupo de turistas que asistian al concierto de unos gitanos del desierto Seguimos la travesia por el desierto. Nos dirigimos al principio al noroeste, y mas tarde al suroeste, pero siempre manteniendo el rumbo hacia el oeste, hacia Pakistan. Llegamos por fin, tras algo mas de dos horas de viaje entre las dunas, a un lugar perdido en el desierto donde se agrupaban cuatro o cinco cabanas circulares hechas de adobe con techo de paja, en las que dormiriamos aquella noche. El sol cayo al poco tiempo sobre el horizonte y la paz del cielo extendio su influjo sobre la arena, mientras una oscuridad sin luna se cernia sobre los cinco viajeros que, asombrados como ninos, contaban estrellas en el firmamento y asistian al milagro de la creacion. Comida del desierto

India (XI): Desierto de Thar

Written by | 20/03/2007 | Comentarios desactivados en India (XI): Desierto de Thar
Vista desde el dromedario Turbante, locion solar, repelente de insectos, algo de abrigo, saco de dormir y botellas de agua: todo lo necesario para una noche en el desierto. A las dos del mediodia subimos a un jeep con dos viejos camelleros y un conductor, todos con las caras curtidas por los rigores del desierto. Nos acompanaban en tal trance tres jovenes viajeros mas: Ben, de Londres; Charlot, de una pequena localidad cercana a Munich; y Ryo, de Tokio. Se suponia que el safari con camellos comenzaria en pleno desierto, el jeep nos llevaria hasta alli, donde esperaban los camellos.Tras media hora de camino, en direccion al sur, en la que Ryo y yo nos habiamos hecho ya buenos amigos, llegamos al punto donde los dromediarios -no camellos-, primos orientales de una sola joroba de los camellos

India (X): Jaisalmer

Written by | 14/03/2007 | Comentarios desactivados en India (X): Jaisalmer
Delante del Fuerte de Jaisalmer Por indicacion de Gurpal, contratamos un guia que el conocia y que hablaba espanol para que nos ensenara Jaisalmer. El hecho de que hablara espanol beneficiaba sobre todo a Jose, que anda un poco perdido con el ingles. El guia se llamaba Ali, era joven y musulman. Visitamos el celeberrimo Fuerte, los templos jainitas de Chandraprabhu y de Rikhabdev, y las havelis que habia repartidas por toda la ciudad, en las que podiamos subir hasta la azotea por ir con Ali para admirar las vistas de ensueno de casas rusticas de barro bajo el Fuerte desde las alturas. Desde hacia unos dias, estaba teniendo problemas con las pilas de mi camara fotografica, asi que le pregunte a Ali donde podria comprar un cargador. Nos llevo a la tienda de fotografia de un rico comerciante,

India (IX): Llegando a Jaisalmer

Written by | 10/03/2007 | Comentarios desactivados en India (IX): Llegando a Jaisalmer
Ryo, un amigo del desierto, y yo A medida que nos adentramos en Rajastan el terreno se va desertizando cada vez mas. Hemos pasado del verdor de los alrededores de Delhi a un paisaje estepario salpicado de matojos y arbustos entre los que se ven de ve en cuando algunos ciervos, antilopes, zorros, asnos, gacelas y gran numero de camellos. En un momento determinado empiezan a verse casas de planta circular y cuadrada, hechas de adobe y con ventanas minusculas. Poco mas se vislumbra en el horizonte. A veces se cruza por la carretera, de improviso, una cabra, un nino o un rebano de ovejas pastoreadas por hombres con la cara cuarteada por un sol de anos. Esta es una zona muy castigada por la sequia y el calor, y eso se nota en las carreteras, en las que no se ve un alma. Podemos recorrer kilometros

India (VIII): Bikaner

Written by | 10/03/2007 | Comentarios desactivados en India (VIII): Bikaner
Una rata albina en el templo de Karni Mata, el Templo de las Ratas Bikaner es una ciudad famosa, entre otras cosas, porque a solo unos kilometros del nucleo urbano se encuentra el templo de Karni Mata, donde se venera a las ratas, que pululan por el templo libremente por millares. Dice la tradicion que hay que descalzarse al entrar en el templo y dejar que la alfombra de ratas le pase a uno por encima de los pies, que es senal de buena suerte, y mas aun si ademas uno ve alguna de las raras ratas blancas que dicen que hay. La idea se nos planteo, pero no me apetecia contraer la rabia por mordedura de rata en los primeros dias de viaje, asi que pronto abandonamos la idea. Más artículos del autor en www.viajeroenlaindia.com Artículos relacionadosHacia el Fin del MundoLas guerras y las calles

India (VII): Mandawa

Written by | 09/03/2007 | Comentarios desactivados en India (VII): Mandawa
Haveli de Mandawa Nos desperto el canto de los pajaros al amanecer. El Jamuna Resort es un lugar muy tranquilo y relajante, con ricos jardines donde poder desayunar al aire libre. Mientras lo haciamos, un musico musulman, al que habiamos visto el dia anterior cantando versos del coran en el interior de un coche, desplego ante nosotros una pequena alfombra sobre la que se sento con las piernas cruzadas y comenzo a tocar una especie de sitar con un arco como de violin, hasta que le llamaron por el movil, recogio sus bartulos y se marcho. Hoy en dia en la India todo el mundo tiene movil y la cobertura llega hasta las zonas mas castigadas. Paramos, camino de Bikaner, en Mandawa, famosa por sus havelis, una especie de murales realizados al fresco en las paredes exteriores de las casas de los mas