8:54 pm - Thursday July 27, 2017

Contacto

pluma azul avuelapluma

Si desea ponerse en contacto con nosotros, diríjase a la siguiente dirección de correo electrónico:

revista@avuelapluma.com

Artículos relacionados

  • Hoy me he acordado de Darjeeling. Cuando he ido a lavarme las manos en el lavabo he notado un vacío, algo que faltaba. A veces la coraza de la rutina puede llegar a romperse por un pequeño detalle sin importancia, de repente algún resorte del mecanismo de la normalidad deja de funcionar. Hoy, por primera…
    Tags: de, la, en
  • Había decidido que me tomaría la mañana libre. Después de una larga semana de exámenes, trabajos y prácticas que entregar, lo que a uno le apetecía era salir ahí fuera y pisar asfalto. Así que, aprovechando que era el último día de la Feria del Libro Antiguo de Recoletos, me eché a la calle y…
    Tags: de, la, en
  • Alí nos condujo hacia el fuerte en primer lugar. Nos movimos entre sus callejuelas, entre vacas y perros, tenderetes y capazos de hortalizas y legumbres, inciensos y especias, telas y suvenires, bares y cibercafés para occidentales. Accedimos a los templos jainistas de Chandraprabhu y de Rikhabdev, y pudimos admirar desde su interior las havelis de…
    Tags: de, la, en

4 Responses to “Contacto”

  1. 17 March 2013 at 00:54 #

    ¿ Y si realmente existe Macondo ? ¿ Y si eran gigantes y no molinos los enemigos de Don Quijote ? ¿ Es posible que exista El Valero, o me he vuelto loco ante tanta utopía ?
    Tras leer Entre limones y El loro en el limonero, no tuve más remedio que comprobar de su existencia. Tiempo atrás me cercioré del asunto manchego de los molinos. Macondo…está pendiente.
    Gracias a ciertas personas pude ponerme en contacto con Chris Stewart. Tras consentirme que le visitase, planifiqué las vacaciones de verano dirección Granada.
    Camino de Órgiva, por mi mente sólo pasaban pasajes de los libros anteriormente mencionados y de Al sur de Granada de Brenan, pionero de estos “guiris” que se enarmoraron de una forma de vida situada a la vuelta de la esquina y de la cual, casi todos recelamos por su falta de asfalto, humo, egoísmo, competencia, ego y envidia.
    Tras dos, tres, cuatro…ocho mil kilómetros,¡Qué sé yo!, por caminos tremendamente polvorientos, serpenteando montañas, cañones y no sé cuántos accidentes geográficos más, llegué, junto a mi mujer, al pequeño puente metálico que da acceso a El Valero.
    Dos perros enormes nos recibieron a ladrido vivo y, tras ellos, Stewart, regañándolos en inglés. Nos dió la bienvenida, nos saludó con una amabilidad asombrosa, y yo, creyendo estar bajo efectos alucinógenos, casi bailando con Lucy en el cielo. Estaba en El Valero.
    Nos sentó a su mesa, mitigó nuestro calor y sed con una jarra de agua con rodajas de limones flotando, faltaría más. Mientras el loro protagonista del segundo libro acosaba a mi señora, Stewart, con un trozo de cuerda en la mano,y descalzo, nos comentó que estaba preparando otro libro, de barcos, de cuando navegaba. Decía que haciendo nudos acudían a su mente vivencias, recuerdos, anécdotas…
    Me firmó sus libros, me enseñó el resto de la finca y nos despedimos, alegando no querer abusar de su hospitalidad. Gracias por venir…y por avisar, nos dijo. Salimos de El Valero.
    Estaba entusiasmado, no me lo creía, hasta que mi mujer me pellizcó, y sí,desperté del sueño. Lo supe porque una suave brisa removió los cabellos de Lucy, que iba de la mano de Gerard Brenan,justo al lado, mostrándonos el camino más sencillo de la vida.

  2. 17 March 2013 at 02:38 #

    Hola Don Fernando.

    Es muy difícil escribir a una persona que me deja alucinado con solo escucharle, pues reconozco que no he leído ningún libro suyo, pero no se imagina lo que le admiro, me tiraría las horas muertas escuchándole. Por cierto voy a empezar a leer su ultimo libro y seguro que después los anteriores, sino lo he hecho antes, es entre otras cosas, porque tengo problemas de macula y no me es fácil hacerlo.Le pido por favor que me diga algo y que me responda, porque de verdad, no se imagina usted, lo que le ADMIRO.(por cierto, la Gallina no es un mamífero, sino un “animal de compañia” ja,ja,ja, y con huevos. GRACIAS DE VERDAD un ABRAZO

  3. Pedro J. Gutierrez Gutierrez
    08 May 2013 at 19:13 #

    Estimado Sr. Fernando Sánchez Dragó le escribo este mensaje para hacerle saber que mis padres querían vender una maquina Hermes Baby en perfecto estado. Es una herencia de un tío de madre. Indiano que en Méjico la utilizo para sus tareas empresariales y posteriormente la trajo a Reinosa (Cantabria). Si estuviera interesado puede contactar en el email reseñado.
    Un admirado saludo de un mal lector y peor escritor.

  4. FERNANDO TRAVESEDO BISBAL
    19 March 2016 at 20:39 #

    ¿ESTA EDITADO EL LIBRO DE WISENTHAL TITULADO “LLEGAR CUANDO LAS LUCES SE
    APAGAN”?
    SI ES AFIRMATIVO ¿DONDE SE PUEDE ADQUIRIR?
    MUCHAS GRACIAS.

Leave a Reply