8:37 pm - domingo julio 21, 2019

Crítica: ‘Iron Man 3’: Marvel cierra la trilogía de su héroe más arrogante a ritmo de explosiones

Written by | 09/05/2013 | Comentarios desactivados en Crítica: ‘Iron Man 3’: Marvel cierra la trilogía de su héroe más arrogante a ritmo de explosiones

crítica Iron Man 3 Shane Black Robert Downey Jr. Gwyneth Paltrow Guy Pearce Don Cheadle Ben Kingsley

Marvel, desde que se constituyó como productora de cine y especialmente desde que fue comprada por la compañía Disney, ha demostrado una gran visión comercial en la industria cinematográfica, habiendo sido capaz de hacer planes a largo plazo para crear el macro-proyecto de Avengers: hacer un grupo de películas basadas en héroes de su marca y unir sus argumentos, haciendo que todas las tramas se desarrollen en el mismo plano. Este proyecto ha incluido las siguientes películas: Iron Man (Jon Favreau, 2008), El increíble Hulk (Louis Leterrier, 2008), Iron Man 2 (Jon Favreau, 2010), Thor (Kenneth Branagh, 2011), Capitán América: el primer vengador (Joe Johnston, 2011) y Los Vengadores (Joss Whedon, 2012).

Para comenzar la tan anunciada «fase 2» del macroproyecto de Los Vengadores, Marvel decidió que debía empezar cerrando la trilogía de Iron Man (Robert Downey Jr. ha anunciado que no quiere repetir el papel una vez haya terminado su contrato con Marvel, tras Los Vengadores 2), y para ello eligió contratar como director a Shane Black (Kiss Kiss Bang Bang), un ex guionista de buddy movies de acción (entre ellas la famosa Arma Letal) que dio el salto a la dirección de la mano de Robert Downey Jr., cuya amistad posiblemente tenga mucho que ver con que se hiciese cargo del proyecto. Pronto, Black hizo un anuncio sobre la futura película: pretendía hacer con Iron Man una historia de Tom Clancy en la que el protagonista se enfrentase con villanos de la vida real. ¿Lo ha conseguido? El resultado es algo incierto.

Iron Man 3 Shane Black Robert Downey Jr. Gwyneth Paltrow Guy Pearce Don Cheadle Ben Kingsley

Iron Man 3 nos ofrece, para empezar, la caída en desgracia del personaje de Tony Stark (Robert Downey Jr.), que se desarrolla en la primera mitad de la película, que es arrolladora, con una buena presentación de los nuevos personajes, con acción a raudales y con un villano, Ben Kingsley convertido en una especie de Bin Laden llamado El Mandarín, que levanta todas las expectativas del espectador. El problema llega en cuanto comienza la segunda mitad de la película, ya que cuando empiezan a destaparse las intrigas del argumento (¿quién es El Mandarín?, ¿qué es lo que pretende?), la historia va tornándose absurda por momentos, de modo que cuando la película está por acabar no hemos comprendido aún qué es lo que motiva a los villanos y exactamente cuál es el plan de los mismos, y nos limitamos a ver un giro de la trama tras otro, cada cual más ridículo, en el que la guinda del pastel lo pone el personaje de Gwyneth Paltrow en el enfrentamiento final. Cuando la película acaba comprendemos que, al contrario de lo que nos habían prometido, esta entrega es la más fantasiosa de la trilogía, ya que la incoherencia de algunas escenas (el desenlace del personaje de El Mandarín) se suma al americanismo rancio del argumento (Iron Patriot haciendo redadas en Afganistán) y, a ritmo de explosiones y con personajes lanzando fuego por la boca, todo se nos torna absurdo al final.

Iron Man 3 Shane Black Robert Downey Jr. Gwyneth Paltrow Guy Pearce Don Cheadle Ben Kingsley

Algunos dicen que es la mejor película de las tres, y que la calidad de su guión se pone a la altura de Los Vengadores de Joss Whedon. Bajo mi criterio, está más cerca de la mediocre Capitán América que de la primera entrega de Iron Man, que resultaba extrañamente refrescante como blockbuster. Sí es un hecho que Downey Jr. continúa ofreciéndonos un Tony Stark creíble y complejo, pero el número de explosiones y el mayor número de armaduras lanzamisiles despistan al espectador y distraen su atención del proceso interno de cambio que vive el protagonista y que constituye el verdadero argumento, más allá de las acrobacias imposibles y de las peripecias superheroicas. En general, la película da lo que había prometido, un espectáculo de efectos especiales con más acción, más villanos, sorpresas y nuevos retos para Tony Stark, el héroe más arrogante de la políticamente correcta Marvel, que es lo que el público busca en esta entrega, al fin y al cabo, pues aquellos que no disfrutaron con las dos primeras difícilmente acudirán a las salas a ver la tercera.

Iron Man 3 Shane Black Robert Downey Jr. Gwyneth Paltrow Guy Pearce Don Cheadle Ben Kingsley

Lo mejor: Más acción, más armaduras, más explosiones y un villano que dará mucho que hablar (ya sea por su genial efecto en las primeras escenas o por su inesperado giro argumental, que dividirá por completo a la audiencia). Ver de nuevo a Downey Jr. interpretando a su personaje más aclamado, enfrentado a sus propios dilemas internos.

Lo peor: De nuevo, el giro argumental con el villano (habrá a quienes les parezca genial y a quienes les parezca que estropea la película). El nivel de absurdo al que llegan muchas de las escenas, sobre todo en el final. Tanta bomba y tanta armadura nos despista del argumento, ya de por sí confuso y embriagado de un rancio aire de patriotismo yankee.

Veredicto: Iron Man 3 sigue la línea de las anteriores entregas y pretende retomar fuelle tras el supuesto fiasco de la segunda parte añadiéndole complejidad en la trama con una reflexión (muy trillada y a ritmo de explosiones) sobre los intereses económicos detrás de los grupos terroristas. En general, le gustará a los fans del superhéroe.


Filed in: CINE

Comments are closed.