9:46 pm - viernes diciembre 14, 2018

Crítica: ‘Kafka enamorado’, de Luis Araújo: el dilema desesperado del artista

Written by | 06/04/2013 | Comentarios desactivados en Crítica: ‘Kafka enamorado’, de Luis Araújo: el dilema desesperado del artista

crítica opinión comentario de kafka enamorado luis araújo centro dramático nacional jesús noguero

El título tiene reminiscencias hollywoodienses, y la ironía se nota. Porque el Kafka enamorado de Luis Araújo no sabe a terrón de azúcar, ni a ídolo caído. Muy al contrario, resulta una obra muy sobria, intensa, y que ―Dios les bendiga― dura lo que tiene que durar sin perder un ápice de pulso.

La intimidad de la Sala Princesa del Teatro María Guerrrero mete al espectador de lleno en el escenario: paredes de madera que se extienden como rejas, creando un juego de luces y sombras en clara deuda con el expresionismo alemán. Todo ello para acentuar la claustrofobia de un autor que ya es cuño y adjetivo en la literatura universal, y del que queda ya poco que decir que no se sepa.

Por eso resulta interesante la propuesta de Araújo. Sabedor de que no hay sombra sin luces, aquí reconstruye la vertiente más luminosa del Kafka que un día fue Franz: la historia de amor real, casi toda ella epistolar, que vivió con Felice Bauer durante los años que rodean a la Primera Guerra Mundial.

crítica opinión comentario de kafka enamorado luis araújo centro dramático nacional jesús noguero

Para ello, tres actores en escena levantan varios personajes, todos ellos notables, y alguno sobresaliente, como el propio Kafka interpretado por Jesús Noguero. Enfrente, Beatriz Argüello se mete en la piel de Felice (y de Gretel, amiga de ésta y amante de Kafka), y Chema Ruiz hace de comodín en el engranaje de la trama con varias interpretaciones, entre ellas la del editor y amigo del artista, Max Brod.

Esta historia es la de un amor que se lee a distancia, idealizado y con la carta pegada al pecho. No tardan en acordar alguna escapada juntos, y hasta llegan a prometerse en matrimonio, siguiendo las pautas de la buena sociedad judía. Pero en vivo las cosas cambian y no tardan en saltar las incompatibilidades entre esos dos seres tan distintos que, no obstante, se necesitan y se complementan bajo la vieja premisa del «te quiero, pero quiero cambiarte». Felice es una mujer luminosa, resuelta y emprendedora que se ha labrado un puesto en un mundo de hombres, cuya vertiente liberal se nutre, sin embargo, de un cimiento burgués de gustos convencionales en cuanto a la literatura y lo social.

crítica opinión comentario de kafka enamorado luis araújo centro dramático nacional jesús noguero

Ella es la única ligazón que une a Franz con el mundo exterior. El escritor vive su realidad con una angustia esquizofrénica ―no en vano― kafkiana: dividido entre el mundo de fuera, hostil y repugnante, plagado de bailes de salón y trajes grises de funcionario, y el universo poblado de monstruos que su cabeza proyecta cada noche en la soledad de su escritorio. Es decir, la misma deshumanización burocrática que él padecía cada mañana en la oficina como empleado de seguros, siempre bajo el paciente apoyo de Max Brod.

(A quien, como nota anecdótica, la posteridad debe la traición de no haber cumplido el último deseo de Kafka a su muerte: quemar toda su obra, prácticamente inédita. Se sabe que Brod la ordenó y corrigió con esmero. De modo que nunca sabremos, como en todo escándalo que envuelve al mito, hasta qué punto el mérito de Kafka es justo y propio, o debiera ser compartido)

En cualquier caso, Kafka enamorado es una desgarrada reflexión sobre la soledad del artista que vive sometido al cilicio de la página en blanco. «Cuando Dios te da un don, también te da un látigo», como bien sabía Truman Capote. Kafka se da cuenta de que la pasión que siente por Felice le incapacita para escribir: las musas sienten celos de la mujer amada y viceversa. Ella quiere salvarle y él no quiere ser salvado. Sólo cabe escoger el camino de la ruptura y la desesperación, de ahí el sobrecogedor grito silente que Kafka lanza en la última escena, entre estertores de toses que aún no enseñan la sangre de la tuberculosis que lo llevaría a la tumba. Y el resto son historias, ya leídas por todos.


Artículos relacionados

  • Tricicle abandona, ésa es la noticia. No por ahora, que el grupo acaba de estrenar en el Teatro Compac Gran Vía de Madrid (Gran Vía, 66) su última función, Bits. Seguirán sobre los escenarios mientras dure en la carretera este último vástago, el octavo de su dilatada carrera escénica. Luego se dedicarán por completo a…
    Tags: de, en, la, el, teatro, crítica
  • Por fin una comedia de calidad, escrita con buen gusto y ejecutada con solvencia notable. El manual de la buena esposa renueva por una temporada más en el Teatro Lara (C/ Corredera de San Pablo, 15). Dividida en piezas teatrales independientes firmadas por seis autores distintos, la obra discurre por las épocas, las vidas y…
    Tags: de, la, el, en, teatro, crítica
  • El pasado jueves, mi acompañante y yo pudimos disfrutar de "El lago de los cisnes", la célebre obra de Tchaikovsky, a cargo del Moscow City Ballet en el Teatro Compac Gran Vía. Habíamos conseguido localidades en el mejor lugar del teatro, entre las primeras filas del patio de butacas. Desde allí, la sensación de estar…
    Tags: de, el, en, la, teatro, crítica
Filed in: Literatura, Teatro & espectáculos

Comments are closed.