10:03 pm - Tuesday September 26, 2017

Cuento: ‘Enredos’

Written by | 07 October 2015 | 1

Ella recordó en sueños una tarde de la infancia en la que su abuela le había dado un bombón como premio por haber desenredado un ovillo de lana. “Nadie es tan paciente como tú”, le había dicho, y se había sentido diligente y magnífica. Saboreaba el bombón relleno de crema de naranja cuando despertó, treinta años después, en la cama que compartía con él. “La noche está oscura como boca de lobo”, pensó.

Oyó su respiración desacompasada y seca, supuso que soñaba algo angustioso y le rozó con el pie derecho: la respiración se tornó fluida y rítmica. “Cuánto le amo”, se dijo, “le amo por completo”.
Imaginó la enfermedad, la muerte, la destrucción de la materia, el más allá como un gran centro comercial de estruendosa megafonía y rostros desconocidos. No podría soportar la muerte si suponía no volverle a ver, pero, ¿cómo salir de la muerte? ¿Muriendo?

Recordó una mañana de Reyes en que a los cinco hermanos les habían traído Enredos, un juego de contorsiones causadas por una ruleta que te indicaba en qué círculo de color del gran tablero debías colocar una de tus extremidades. Había acabado con el culo de Eva en la cara, el muslo de Marco aplastando su pie, el pelo de María haciéndole cosquillas en la oreja y una rodilla de Rafa clavándosele en un costado, así que, a pesar del esfuerzo, su cuerpo de siete años se había derrumbado y esa partida había terminado entre risas de entusiasmo y orgullosa y genética flexibilidad. Nunca unos hermanos tan amantes, nunca unas fibras musculares y unas articulaciones tan elásticas.

Introdujo su pie izquierdo entre las pantorrillas de él, su pierna derecha rodeó sus muslos, con un brazo lo tomó por la cintura, con el otro le bordeó la espalda aprovechando el hueco que provocaba la almohada y finalmente levantó y ladeó la cabeza para enredarse, como un cisne, en su cuello. Entonces le besó suavemente en un hombro y pensó: “si la muerte nos alcanza ahora, no podrá desenredarnos”.

Artículos relacionados

  • Begoña nunca ha sido un torrente de pasionalidad, pero tiene fibra sensible. Salvo raras excepciones, sabía contener los sentimientos para no mostrar todas las cartas a sus amistades o a su familia. Ella siempre pensó que su debilidad era un charco hondo donde se guardaba una especie de joya perdida: la buena simiente. Así lo…
    Tags: de, la, el, en, cuento, cartel
  • Este año se cumplen cuatro décadas desde el retorno a España de Rafael Alberti, poeta que pasó media vida en el exilio después de que la II República fuera derrotada en la Guerra Civil. Alberti, icono de la legendaria Generación del 27, estuvo muy de moda durante la Transición. Sin embargo, la crítica parece haberlo…
    Tags: de, la, en, el, su, cartel
  • Hoy es final de año. Leo la descripción de la fealdad de la ciudad de Orán, próxima a una hermosa y desgarradora naturaleza, y, al tiempo, alguien, en el chat del ordenador, en desliz apocalíptico, escribe «el final de los años», que me alerta. Ya sé que no es el final. Por mucho que el…
    Tags: de, la, el, en, cartel
Filed in: Creación literaria

One Response to “Cuento: ‘Enredos’”

  1. 09 October 2015 at 14:21 #

    Enhorabuena a su autora, magnífica lingüista y filóloga, por su incansable trabajo y dedicación a sus alumnos, que incluso tantos años después la recuerdan y adoran.

    Deseándote todo lo mejor del mundo, se despide atentamente

    Ivan Yurkin.