3:36 am - jueves octubre 18, 2018

Cuento: ‘Enredos’

Written by | 07/10/2015 | 1

Ella recordó en sueños una tarde de la infancia en la que su abuela le había dado un bombón como premio por haber desenredado un ovillo de lana. “Nadie es tan paciente como tú”, le había dicho, y se había sentido diligente y magnífica. Saboreaba el bombón relleno de crema de naranja cuando despertó, treinta años después, en la cama que compartía con él. “La noche está oscura como boca de lobo”, pensó.

Oyó su respiración desacompasada y seca, supuso que soñaba algo angustioso y le rozó con el pie derecho: la respiración se tornó fluida y rítmica. “Cuánto le amo”, se dijo, “le amo por completo”.
Imaginó la enfermedad, la muerte, la destrucción de la materia, el más allá como un gran centro comercial de estruendosa megafonía y rostros desconocidos. No podría soportar la muerte si suponía no volverle a ver, pero, ¿cómo salir de la muerte? ¿Muriendo?

Recordó una mañana de Reyes en que a los cinco hermanos les habían traído Enredos, un juego de contorsiones causadas por una ruleta que te indicaba en qué círculo de color del gran tablero debías colocar una de tus extremidades. Había acabado con el culo de Eva en la cara, el muslo de Marco aplastando su pie, el pelo de María haciéndole cosquillas en la oreja y una rodilla de Rafa clavándosele en un costado, así que, a pesar del esfuerzo, su cuerpo de siete años se había derrumbado y esa partida había terminado entre risas de entusiasmo y orgullosa y genética flexibilidad. Nunca unos hermanos tan amantes, nunca unas fibras musculares y unas articulaciones tan elásticas.

Introdujo su pie izquierdo entre las pantorrillas de él, su pierna derecha rodeó sus muslos, con un brazo lo tomó por la cintura, con el otro le bordeó la espalda aprovechando el hueco que provocaba la almohada y finalmente levantó y ladeó la cabeza para enredarse, como un cisne, en su cuello. Entonces le besó suavemente en un hombro y pensó: “si la muerte nos alcanza ahora, no podrá desenredarnos”.

Artículos relacionados

  • El adolescente que intenta iniciarse como escriba, rizos de oro y tez pálida, clava sus ojos en El delirio de los coribantes, un estudio sobre la poética de los trágicos griegos; en concreto, sobre los rituales que se hacían en el monte Ida en honor a la diosa Cibeles. Así fue el nacimiento de la poesía,…
    Tags: de, que, y, cuento, cartel
  •   A poco de cumplirse once años de su muerte, Francisco Umbral no deja de sorprendernos con el legado de su mina literaria. En estos ejercicios prácticos, en realidad, nos entrega su Teoría del cuento[i], con la que demuestra, sobradamente, ser un ingenioso representante del cuento contemporáneo de siglo XX, de Madrid y Valladolid, a…
    Tags: de, y, cuento, cartel
  • Una noche, mientras soñaba -lo recuerdo- con un mar sereno en el que nadaba rodeada de sol, el interfono que comunicaba mi dormitorio con el de mi hijo cambió su tenue luz verde por una intensa luz roja y un quejido sonó a través de él. Me incorporé y fui hasta el cuarto del pequeño,…
    Tags: de, y, que, cuento, cartel
Filed in: Creación literaria

One Response to “Cuento: ‘Enredos’”

  1. 09/10/2015 at 14:21 #

    Enhorabuena a su autora, magnífica lingüista y filóloga, por su incansable trabajo y dedicación a sus alumnos, que incluso tantos años después la recuerdan y adoran.

    Deseándote todo lo mejor del mundo, se despide atentamente

    Ivan Yurkin.