11:30 am - domingo julio 5, 2020

De la oscuridad a la luz

Written by | 19/06/2020 | Comentarios desactivados en De la oscuridad a la luz

 
Estaba dando vueltas al tema, cuando un libro vino a mi mente como aquellas coincidencias que nacen del deseo y todo el universo confabula para que se cumpla, igual que en El Zahir de Paulo Coelho. A menudo, un texto surge de una idea, un sueño, una palabra, una melodía, un aroma, un recuerdo. En este caso fue La ridícula idea de no volver a verte de Rosa Montero que, precisamente, redondea las circunstancias actuales que vivimos. Una suerte de ensayo autobiográfico narrativo escrito para encarar un período de inmersión entre la muerte y la vida. Recordemos que la vocación en la escritora nació mientras la tuberculosis la recluyó en casa durante su niñez. Años después, el duelo fue como una segunda enfermedad de la que se recuperó gracias a la escritura. En ambos casos, “el origen de la creatividad surgió del sufrimiento propio y ajeno”. La lectura fue un paliativo contra el dolor, mientras la escritura su mejor refugio de liberación.

Para Rosa Montero, conocer a Marie Curie, a través de su diario también fue una mágica coincidencia que, como el respirador vital, la reconectó al oxígeno de la lectura y escritura. A partir de éste, construyó un texto híbrido, una fusión de lo testimonial y biográfico que, en paralelo intercala dos vidas: la suya y la de Marie. El diario de duelo de Marie Curie, a la muerte de su marido Pierre, dio nacimiento a “un germen ínfimo, un huevecillo minúsculo (…) hasta llegar a convertirse en una criatura completa”, el libro que hila con su vida. Los paralelismos entre la viudez de Marie Curie y los pasajes de su propia viudez transparentan toda su congoja y, al mismo tiempo, recargan su batería: “Hay gente que, en su pena, se construye una especie de nido en el duelo y se queda a vivir ahí dentro para siempre”. Sin embargo, ni Marie ni ella, se quedan en el mismo nido relamiéndose, sino todo lo contrario, se reinventan, siguen adelante, aunque “hay rincones del mundo que no volverán a visitar”.

Discurrir por la memoria de Marie Curie fue la “vara de medir” de su propia vida para desentrañar el lugar de la mujer en la sociedad, en “las esquinas del mundo, de su mundo” y reflexionar sobre el minúsculo telón que separa la vida y la muerte. Las preguntas brotan como reflexiones ¿Cómo conquistó esa polaca sin apoyos ni dinero todo eso, tan temprano, tan sola, tan a contrapelo? Sin duda, Marie Curie es una mujer de varias vidas que se reinventa, que lucha por sus deseos y metas, “una guerrera, una mutante”. La intensa y apasionada historia de esta extraordinaria mujer científica, ganadora de dos Premios Nobel: de Física junto con su esposo Pierre Curie (1903) y de Química (1911), parece una ficción. “La magnitud profesional de Madame Curie fue una absoluta rareza, “en una sociedad en la que las funciones intelectuales y las responsabilidades públicas estaban reservadas a los hombres”.

El libro de Rosa Montero fluye e ilumina con sinceras ganas de celebrar las muchas vidas que tiene toda mujer. Ella siente que vivir es narrar, a partir de la memoria, como “un cuento que vamos reescribiendo cada día”. Por eso, tantas mujeres, como Santa Teresa de Jesús, Virginia Woolf, Simone de Beauvoir, Anna Frank o Isabel Allende en Paula, por mencionar algunos ejemplos, han desnudado sus inquietudes más íntimas para exorcizar sus frustraciones, penas o tribulaciones. Por la misma razón, Vargas Llosa con La ciudad y los perros, exorciza la experiencia autoritaria de su padre y la reclusión en el colegio militar. Mientras, Umbral en El hijo de Greta Garbo o Los males sagrados eleva la memoria estigmatizada de su madre y da respuesta a su paternidad ausente, con Memorias de un niño de derechas, esclarece su propia identidad o con Mortal y rosa planta la semilla de su pequeño hijo que murió víctima de leucemia, entre otros cientos de libros. Ramón Gener, músico y director de This is Opera, con El amor te hará inmortal nos hace oír la música que perenniza la vida de su padre.

Podríamos citar muchísimos nombres de escritoras (es), pintoras (es) o científicos que, como Rosa Montero o Marie Curie han volcado sus abismos psíquicos en el arte. Después de estos meses de pandemia, veremos los resultados de este bendito trueque que torna el sufrimiento en literatura, pintura, música o ciencia. El mundo sin arte sería inhóspito y tedioso, sin ideales, ni grandes obras, un “mundo de autómatas”, privados de la verdadera esencia del ser humano que transforma y se transforma a sí mismo.

Si hay que señalar una ventaja del período de confinamiento, entre otras muchas, es que el “arte será una herida hecha luz”, como decía Georges Braque. Al fin y al cabo, la vida fluye junto con el arte y permite distinguir lo esencial de lo banal, lo primordial de lo accesorio. El vivir como el escribir es un arte moldeado con los colores de nuestra paleta personal de la memoria y el pincel de la imaginación. Sin embargo, la lectura y la escritura son dos caras del mismo oficio de vivir, como dice Flaubert “escribir es una manera de vivir”.

Escribir es bailar con las letras, frases y párrafos, mientras sientes lo que escribes o escribes lo que se sientes. Disfrutar el placer del ritmo y dejarse llevar por su melodía. Sentirse creador: “ya no vivo yo, más la escritura vive en mí”.

Ana Godoy Cossío
Doctora en Literatura Hispanoamericana
Universidad Complutense de Madrid

 

Artículos relacionados

  • Fotografías de Eduardo Martínez Rico Hace más de tres semanas que iniciamos nuestro encierro bautizado con el slogan “Quédate en casa”. A estas alturas, hemos comprendido que el retiro es nuestro mejor escudo protector contra el enemigo invisible que se ha apropiado de nuestros espacios y nos ha obligado a una parálisis social. Después de…
    Tags: de, y, que, a, pandemia, coronavirus, cartel
  • Fotografía de Eduardo Martínez Rico En los últimos tiempos estamos asistiendo a una situación social sin precedentes, algo para lo que no tenemos referencias previas a las que recurrir. En las últimas semanas, el mundo entero se ha parado. Nuestro mundo y el de todos. La mayoría no podemos salir a la calle, salvo para…
    Tags: que, de, y, a, pandemia, coronavirus, cartel
  • Está muy de moda la etiqueta de “poesía joven”. La “poesía joven” tiene sus propios certámenes, sus propias antologías; tiene su lugar asentado en el panorama literario actual. Hay quien usa la etiqueta con razones despectivas, pero para la mayoría posee un carácter intrínseco que revaloriza automáticamente a sus autores. Últimamente, a la idea de…
    Tags: de, que, a, y, cartel
Filed in: Literatura

Comments are closed.