9:59 pm - miércoles noviembre 21, 2018

Desembarco de investigadores en Madrid

Written by | 22/06/2018 | Comentarios desactivados en Desembarco de investigadores en Madrid

 

La semana pasada, el Instituto Cervantes de Madrid fue el lugar del desembarco de profesores de la Université de Pau et des Pays de l’Adour, la Saint Louis University, la Universidad de Zaragoza y otras universidades, para homenajear la memoria de dos representantes del realismo social: Josep Peyré y Antonio Férres. Entre los investigadores destacamos las figuras de Christian Mansó, Lola Thion y Bénédicte de Burón-Brun como catapultadores de varios autores. Hace años, hicieron lo propio  con Francisco Umbral, junto con Beatrice Bottin, al organizar varios Congresos y/o coloquios, en los que tuve la fortuna de participar, en aquel entorno pirenaico de Francia y de los cuales se han publicado varios libros colectivos.

Esta vez, se recordó a Josep Peyré (1892-1968), escritor, periodista, “un francés de alma española”, que, como bien subraya la profesora Dolores Thion “no solo visitó España, sino la quiso y la entendió”. Josep Peyré retrató Madrid y, primordialmente, Sevilla como el río por donde confluye “la corriente universal de las cosas y la vibración del tiempo”[1] de entreguerras y las primeras asonadas de la cruenta guerra civil española que le tocó vivir. Como su tocayo Josep Pla, Peyré tuvo como “proyecto vital y profesional: vivir, ver e ir escribiendo lo que veía, desde lo infinitamente pequeño hasta las magnitudes de la Historia”. Como admirador de España y del mundo taurino dedica algunas novelas: Sangre y Luces, El hombre de choc, Roc Gibraltar, La pasión según Sevilla, Guadalquivir, entre otras.

Con acierto Christian Mansó, Decano de la Universidad de Pau dice que el escritor acude a “varias fuentes: prensa, relaciones personales, experiencia propia [y] se vale “de una intertextualidad ventajosamente manejada para el anclaje geográfico […] que combina con eventos tradicionales, sagrados y profanos  [porque] quiere ante todo rendir un homenaje a la capital andaluza; es su intención primordial ponderar los rasgos esenciales” [2]. Mientras De Burón-Brun ha destacado la tradicional Semana Santa sevillana, a través de todos los elementos que Peyré describe en su obra. El escritor es un fotógrafo realista que nos inserta en el ambiente hasta que percibimos los pasos acompasados con la música. Como escritor bearnés, “entregaba toda su mente y todo su verbo a la acción”, por ello, sus obras son el testimonio de las luces y sombras, del colorido de las ciudades y plazas, del mismo fervor y pasión de los fieles y aficionados, tanto en los  pasos religiosos, como en las corridas de toros.

Por otro lado, Antonio Férres (1924), escritor español, llamado el “Homero de Orcasitas”[3] es “la memoria viva de una generación de escritores perdidos y olvidados, un grupo de autores que hicieron de la literatura un compromiso ético y social”[4]. Ha sido protagonista y testigo del exilio interior y exterior y además de la censura. Uno de los exponentes de la generación del 50-60, junto a Armando López Salinas, José Manuel Caballero Bonald, Rafael Sánchez Ferlosio, Luis Martín-Santos, Ignacio Aldecoa, entre otros.

Homenajear a Antonio Férres es rememorar “las seis décadas de novelas y cuentos” de su trayectoria literaria comprometida, realista, simbolista y social. El mundo ficcional en su obra, se entrelaza con el mundo real, como partícipe de la España franquista, aunque emigró a Francia, México y Estados Unidos. Si bien afirma que ha regresado a España muchas veces, en el fondo confiesa: “realmente, nunca volví”[5]. Su corazón dividido está plasmado en sus diferentes obras, en las que libra una batalla por los más desvalidos: Tierra de olivos, La piqueta, Con las manos vacías, Mirada sobre Madrid, Los confines del reino, La inmensa llanura no creada, Los vencidos y Caminando por las Hurdes[6], siguiendo las huellas de “ilustres visitantes de Las Hurdes como Legendre, Unamuno, Buñuel”[7].

Tanto Férres como Peyré, a su vez, están emparentados por la escritura memorialística con Umbral. Si para él “Madrid es un personaje más”[8], al igual que Valladolid, lugares de los que extrae una amplia cartografía de personajes, Peyré hace acopio de toda “una tipología de protagonistas”, de diferentes entornos de Sevilla. Así también, Antonio Férres nos entrega matices urbanos de sus viajes por París y otras ciudades de Andalucía.

En esencia, en estos días de intenso calor veraniego, Madrid ha recibido una bocanada de aire fresco de los pirineos, gracias a la valiosa labor de este grupo de intelectuales que nos han recordado que detrás de todo escritor está “el hombre [como] ser metafórico”, cuya vida y obra, ofrece muchas lecturas y, aún tenemos mucho por hacer, como decía César Vallejo.

Ana Godoy Cossío
Doctora en Literatura Hispanoamericana
Universidad Complutense de Madrid

[1] Francisco Umbral. “Lo infinitamente sencillo”. El Mundo, 08/03/1997.

[2] Christian Mansó. Tradición y revolución en la España del Frente Popular. P. 33

[3]  Fernando Palmero. “Antonio Férres cumple 90 años. La vitalidad del “Homero de Orcasitas”. Dialnet.  ISSN 1130-7676. Año 30, Nº 250, marzo, 2014.

[4]  Santiago Velásquez. “Antonio Férres, el náufrago de las letras españolas”. 09/09/2016. Blogs Huffpost.

[5] Beatriz Nogal, Cadena Ser, 22/10/2016.

[6] El libro del viaje a pie que hizo Antonio Férres con Armando López Salinas, un “retrato de la comarca” de “esta España que hay”[6], similar al Viaje a la Alcarria (1948) de Camilo José Cela y Campos de Níjar (1960) de Juan Goytisolo.

[7] Davis Matías. Geografía y Gastronomía literaria. Caminando por Las Hurdes. A. Férres y A. López S. Universidad de Extremadura, 2015, Dialnet, ISBN 978-84-16345-45-8, págs. 447-456.

[8] Palabras de Javier Villán. En Prólogo a Trilogía de Madrid, p. 56.

Artículos relacionados

  • Fotografía de Umbral en su escritorio, de Eduardo Martínez Rico Poco antes de las fiestas de fin de año, viajé al pueblo de una amiga en Castilla la Mancha y conocí a su entrañable y vital abuela quien, pese a sus 94 años me redescubrió la fragancia de «mi infancia fugaz en la voz dura…
    Tags: de, y, umbral, francisco, cartel
  •   A poco de cumplirse once años de su muerte, Francisco Umbral no deja de sorprendernos con el legado de su mina literaria. En estos ejercicios prácticos, en realidad, nos entrega su Teoría del cuento[i], con la que demuestra, sobradamente, ser un ingenioso representante del cuento contemporáneo de siglo XX, de Madrid y Valladolid, a…
    Tags: de, y, umbral, francisco, cartel
  •   A propósito de la lluvia de Perseidas que tienen protagonismo durante el mes de agosto, me vienen a la mente las columnas diarias de Francisco Umbral, donde las mujeres artistas destellaban como estrellas de su firmamento. Recordar aquel imaginario femenino, a través de sus crónicas literario-periodísticas ha significado alzar la mirada hacia la estela…
    Tags: de, y, umbral, francisco, cartel
Filed in: Literatura

Comments are closed.