10:08 pm - Tuesday September 26, 2017

Entrevista eterna con Dragó (IV): «El nacimiento de mi hijo inspiró uno de los mejores artículos que he escrito en mi vida»

Written by | 16 July 2013 | Comments Off

Fernando Sánchez Dragó con su hijo Akela

Estábamos hablando del momento en el que Naoko se queda embarazada. Precisamente aparece ahora Naoko. Hablamos un rato, la felicito y seguimos con la conversación.

Yo a partir de ese momento caigo en una situación muy conflictiva de mi estado de ánimo, y al mismo tiempo la vida me da una lección. A partir del momento en que se produce la concepción del niño, surgen entre Naoko y yo tensiones, una relación difícil. Ella lo nota, nota que yo estoy un poco de uñas ante la idea de que llegue el niño. El niño llega además con el máximo don de la inoportunidad, homérico: más inoportuno no pudo ser. Ya sabes lo importante que son los toros para mí; yo me había ido gozoso, jubiloso, a ver la corrida de José Tomas en Nimes. Salí el viernes en un avioncito hacia Marsella con Andrés Calamaro, entre otros. Una noche fantástica, champán, chicas por las calles, una ciudad maravillosa… y al día siguiente, sábado (José Tomás iba a torear el domingo por la mañana), a eso de las dos de la tarde, me llama Naoko, que se ha puesto de parto.

Menudo momento.

Imagínate, ¿qué haces? Mi gran esperanza era no conseguir una plaza de avión para volver a tiempo y ver la corrida de José Tomás al día siguiente. Entre todas las mujeres consiguen una plaza de avión en Ryanair desde Marsella. Total, que yo veo la corrida de la tarde del sábado, y a media corrida tuve que salir por un burladero del callejón; tuve que recorrer todo el callejón para salir de la plaza.

Fernando Sánchez Dragó con su hijo Akela

Y te pusiste en marcha.

Agarré un coche, fui a Marsella y vine aquí. Y aquí me encontré con una situación muy literaria. Naoko dio a luz al niño en casa, sin médico, sin ginecólogo. En la casa estaba mi hija Ayanta, cuatro gatos, mi nieta Caterina, una comadrona… A partir de ahí caí en una situación muy especial. Yo al principio no quería asistir al parto. Me presionaba Naoko, me presionaba mi hija Ayanta, me presionaba la comadrona… Yo pensaba que era una cosa no agradable. Pero en fin, en el último momento, cuando faltaban dos horas, dos horas y media, me decidí y asistí. Realmente la escena fue maravillosa, lecciones que te da la vida.

Fernando Sánchez Dragó con su hijo Akela

¿Cómo fue?

Fue un parto maravilloso, un canto de paz, un canto de felicidad: no había gritos, no había manchas, no había sangres… Había contracciones, eso sí, pero todo fue sumamente placentero. ¡Y esa emoción de ver cómo nace un hijo tuyo, de ver cómo asoma la cabecita, se vuelve a meter, poco a poco va asomando cada vez más la cabecita, hasta que ya sale del todo! El primero que lo toqué fui yo, que eso dicen que un niño no lo olvida nunca: la piel de la persona que ha tocado por primera vez su piel. Luego salió el niño, me lo pasaron; me dieron una navajita para que cortara el cordón umbilical. Yo estaba acojonado. «Coño, a ver si se me va la mano de la navajita y le corto los huevos». Yo además no sabía si era niño o niña, me había negado a saberlo.

Fernando Sánchez Dragó con su hijo Akela y Ayanta BarilliTodo esto es emocionante.

Extraordinariamente emocionante. No voy a seguir contándotelo, porque esto es el libro (Pacto de sangre. Vidas cruzadas) en definitiva. A todo esto, cuatro horas antes de que naciera, antes de que yo me hubiera instalado al lado del diván —porque parió en un diván, apoyada en el suelo y la espalda contra el diván, con mi hija que la sostenía en vilo—, antes de eso, llama Manu Llorente de El Mundo. Mientras, yo estaba siguiendo por Internet la proeza homérica, probablemente la mejor corrida de toda la Historia de la Tauromaquia, las once orejas y un rabo de José Tomás en Nimes. Desesperado, rabioso, renegando por lo que me estaba perdiendo. Y cuando José Tomás ya iba por la novena oreja, me llama Manu Llorente, porque yo me había ido allí también enviado por El Mundo para escribir la crónica de la corrida: «José Tomás está armando la de Dios en Nimes… Haz algo». «Joder, Manu, cómo voy a hacer algo, si ya sabes que me he venido, que se ha puesto mi mujer de parto, que no he visto la corrida». «No, no, da igual, algo se te ocurrirá». «Coño, que todo el mundo sabe que me he venido, me ha visto todo el mundo salir de la plaza».

Eso también es periodismo.

Me puse a la máquina y escribí uno de los mejores artículos que he escrito en mi vida, que está recogido en Pacto de sangre. Se llama Midnight in Nimes, parafraseando un poco la película de Woody Allen. Y efectivamente, envío ese artículo al periódico, sale en El Mundo en papel al día siguiente, nace el niño y a las once o doce de la mañana me llama Baeta: «Coño, Fernando, cuenta lo del parto para elmundo.es». Vale, lo cuento. Al mismo tiempo que lo estoy contando dimite Esperanza Aguirre, que, como sabes, vive al otro lado de esta pared. Escribo un artículo en el que cuento inocentemente, ingenuamente, el parto y Baeta me dice: «Fantástico el texto que me has enviado». Es la almendra de Pacto de sangre. Mi parte del libro lleva un título: Akela, tú y yo, cachorro de hombre, somos de la misma sangre. Es el mismo título que le puse a mi artículo de elmundo.es.

Artículos relacionados

  • Fernando, hace poco has publicado Pacto de sangre, sobre tu hijo. Sí, sobre el nacimiento de mi hijo. Seguro que me puedes contar muchísimo sobre ese libro. A mí la literatura que me interesa, tanto para leerla como para escribirla, es lo que se llama literatura egográfica, es decir, la literatura que indaga en el…
    Tags: de, en, el, la, hijo, pacto, padre, sangre, literatura, libros
  • El pasado 14 de octubre se presentó en el Centro Cultural Círculo de Lectores de Madrid el libro Pacto de sangre. Vidas cruzadas, de Fernando Sánchez Dragó y Ayanta Barilli, editado por Temas de Hoy. Los acompañaba Aitana Sánchez-Gijón, hija del fallecido Ángel Sánchez-Gijón, amigo íntimo de Sánchez Dragó, y hermana, prácticamente, de Ayanta Barilli.…
    Tags: de, la, el, en, pacto, parto, padre, sangre, literatura, libros
  • Ofrezco la segunda parte de mi Entrevista eterna con Fernando Sánchez Dragó. La primera parte resultó muy literaria y periodística, pienso yo, por las respuestas de Fernando y por el tono general de la conversación, en forma y en fondo. En la anterior entrega, Fernando, me decías que lees periódicos atrasados. Eso es interesante. ¿Puedes…
    Tags: de, la, en, el, literatura, libros, dragó, entrevista, eterna, fernando
Filed in: Literatura

Comments are closed.