7:20 am - viernes abril 19, 2019

India (XI): Desierto de Thar

Written by | 20/03/2007 | Comentarios desactivados en India (XI): Desierto de Thar


Vista desde el dromedario

Turbante, locion solar, repelente de insectos, algo de abrigo, saco de dormir y botellas de agua: todo lo necesario para una noche en el desierto. A las dos del mediodia subimos a un jeep con dos viejos camelleros y un conductor, todos con las caras curtidas por los rigores del desierto. Nos acompanaban en tal trance tres jovenes viajeros mas: Ben, de Londres; Charlot, de una pequena localidad cercana a Munich; y Ryo, de Tokio. Se suponia que el safari con camellos comenzaria en pleno desierto, el jeep nos llevaria hasta alli, donde esperaban los camellos.Tras media hora de camino, en direccion al sur, en la que Ryo y yo nos habiamos hecho ya buenos amigos, llegamos al punto donde los dromediarios -no camellos-, primos orientales de una sola joroba de los camellos africanos, esperaban para transportarnos a traves del desierto.

Resulta un poco incomodo cabalgar un dromedario, ya que la montura sobre la joroba nunca se encuentra totalmente horizontal, en mi caso estaba inclinada hacia adelante, asi que tenia en todo momento la funesta conviccion de ir a caerme sobre el cuello del dromedario en cuento me descuidara.

Durante el camino entre las dunas, Seru, uno de los camelleros, el mas hablador, nos dedicaba unas palabras a cada uno de los seis viajeros. A mi me dijo que le gustaba mi barba, pero que el, por tener la mandibula demasiado prominente no le quedaba del todo bien. Yo le conteste que la vida son dos dias, que nada importa demasiado y que se la dejara crecer si tal era su gusto.


Mi silueta entre la arena y los arbustos

En una de las paradas para descansar, Seru se ofrecio a hacerme el turbante segun el estilo del desierto, como el que llevaban ellos. Segun Seru, yo llevaba el turbante segun el estilo de Jaisalmer. Claro, el turbante lo habia comprado en Jaisalmer, y habia sido el propio comerciante quien me lo coloco y anudo. El camellero se afano en su tarea y, como agradecimiento, tras el exito de la empresa, nos hicimos una foto con los dromedarios y mi nuevo turbante.


Con Seru

Más artículos del autor en www.viajeroenlaindia.com


Artículos relacionados

  • ¿Cree usted en el fin del mundo? En vísperas del 21 de diciembre del año 2012, y mientras celebramos el Adviento con los ojos puestos en la nueva venida del Nazareno, el milenarismo vuelve a colarse entre las inquietudes del día a día, copando las portadas de numerosos medios digitales y alguna que otra reseña…
    Tags: de, el, la, en, del, los
  • Aeropuerto de Delhi. Dos de la madrugada. Una niebla infernal lo ciega todo. Estamos rodeados de caras cobrizas que quieren que nos vayamos con ellos. Manten la cabeza fria, me digo. Me ato los machos bien apretados y me dispongo a hablar con el primer indio que se me dirige. Un taxi para Delhi, le…
    Tags: de, la, el, en, una, los, con, se, del
  • El tiempo se antoja fugaz cuando la rutina se apodera de la vida de uno. Esta semana se me ha pasado volando, parece que fuese ayer cuando estábamos en pleno puente de la Constitución y ya ha pasado una semana entera. La rutina no ha de ser necesariamente nociva, pues no se puede ir todos…
    Tags: de, la, el, se, en, los
Filed in: Textos, Viajero en la India, Viajes

Comments are closed.