1:52 pm - jueves febrero 21, 2019

India (XIV): El comerciante de especias

Written by | 28/03/2007 | Comentarios desactivados en India (XIV): El comerciante de especias


Vista del mercado desde un rickshaw

El buscavidas que dio con nosotros en Jodhpur aquella manana se llamaba Vikram, aunque preferia que nos dirigieramos a el con un diminutivo mas occidental como Vicky. Estudiaba Comercio, al igual que Pinkle, tambien en diminutivo anglosajon, el chico que habiamos conocido en el fuerte de Bikaner. Se conoce que el Comercio es lo que se lleva en la India, a la vista esta.

Vicky nos dio primero un paseo por el mercado, ensenandonos los puestos de artesania del hierro, las diferentes clases de comida, y los comercios de piedras, que iban desde tizas para pizarras hasta piedras blancas que, mojadas en agua, producian espuma para lavarse el pelo. Luego nos aconsejo un puesto de especias y perfumes, al que nada mas llegar se nos invito a la trastienda.


Mercado de especias

El mercader de especias que nos atendio nos pidio que nos sentaramos y que, por favor, tomaramos te con el. Por supuesto, aceptamos. No pensaba comprar nada, pero justo cuando iba a decirle esto al mercader me asalto el recuerdo de que siemprehabia querido conocer el olor del sandalo, tan caracteristico de la India. El comerciante me sonrio y me acerco a la nariz una bolsa de plastico llena de una especie de virutas de madera. Me llene de sandalo el pecho y el alma entera.

Llegaron los tes, que alguien trajo a la trastienda. El mercader me explico que tambien trabajaba con tes de todas clases y aromas, y que el que ibamos a tomarnos era te de azafran, con clavo y cardamomo, nada que ver con el simple te negro que siempre se sirve en Rajastan. Doy fe de que aquel no era como un te negro cualquiera, sino de un sabor mas suave y azafranado, y de un color anaranjado y claro. Dado que no nos interesaban demasiado las especias y si los perfumes, sacaron para nosotros bolsas de petalos secos y frascos de varias fragancias, como lavanda, rosas o curry; y bolsas de te de Darjeeling, de Cachemira, de jazmin, de Assam o te ayurvedico del Himalaya.

El comerciante de especias, que se llamaba Gori Shanker, al parecer muy famoso entre sus colegas del gremio, nos conto, al preguntarle yo si era seguidor de Osho a la vista de las citas y fotos del guru en las paredes de la trastienda, que era nieto de uno de los pocos discipulos tomados por el celebre y controvertido guru.


Mercado

Al acabar el te, me mostro un tarrito de esencia de sandalo, justo como lo queria, un frasco de 100 ml. Le pregunte cuanto costaba y el fijo su precio en 450 rupias. Al final, tras un regateo amable, lo dejamos en 325 rupias.


Mercado

Cuando nos ibamos, el mercader me dio instrucciones sobre como utilizar el aceite de sandalo: simplemente verter unas gotas sobre el agua que vaya a utilizarse al lavarse, o bien aplicar directamente sobre el pelo y la piel.

Al salir de la tienda de especias todos nos llevabamos algo con nosotros: Gori Shanker se llevaba el dinero que suponia su medio de vida; Vicky, su porcentaje de comision; y uno se llevaba consigo el aceite de sandalo en los pulmones y en el bolsillo, el te de azafran con clavo y cardamomo en el paladar y la conversacion con aquel comerciante de especias en la memoria.

Más artículos del autor en www.viajeroenlaindia.com


Artículos relacionados

  • Es de día. Anochece. Amanece. En el abrir y cerrar de tus ojos se dan todos los sine die y todos los sine qua non. Qué amalgama de estrellas que se amontonan en el caer de tus párpados de negro ébano. Bajan, suben, y mientras tanto en el cielo es de día. Anochece. Amanece. Ahí…
    Tags: de, en, el
  • Y otro escándalo, también con el gremio de Hollywood implicado, pero esta vez me tocó muy de cerca, como ya he escrito en textos anteriores: Fuente: terra.es Un grupo de hindúes ha presentado una demanda por el matrimonio, que tuvo lugar el pasado mes de marzo en India, de la actriz británica Elizabeth Hurley y…
    Tags: de, el, en
  • El otro día me trajeron a casa un libro de relatos en el que se incluía un cuento mío. El libro pertenece a una de esas publicaciones periódicas que cada dos o tres años sacan los ayuntamientos locales, con escasa tirada y nula demanda, que contienen una recopilación de las obras ganadoras de un determinado…
    Tags: de, en, el
Filed in: Textos, Viajero en la India, Viajes

Comments are closed.