10:20 am - Thursday January 18, 2018

Las mejores navidades (Cuento de navidad)

Written by | 28 December 2017 | Comments Off

Os voy a contar un cuento de Navidad. Se titula “Las mejores Navidades”. Sucedió no hace demasiado tiempo, por estas fechas navideñas, pero parece como si hubiera llovido muchísimo desde entonces, y más en esta tierra nuestra en la que llueve tanto y nieva tan poco. Pero aquellas Navidades sí que nevó, por lo menos un día, aquel día, el de Navidad.

Él se llamaba Andrés. Era un hombre bueno, justo y que nada tenía que temer a Dios. Toda su vida se había dedicado a trabajar y a cuidar de su familia y de sus amigos, pero ahora estaba muy enfermo, pensaba que podía morir y, como era muy creyente, tenía ciertos temores. El hombre, cuando era niño, no se había portado bien con uno de sus compañeros de clase. Junto con otros compañeros lo insultaba y lo pegaba. Puede que aquéllas fueran cosas de niños, pero sin duda a él le hacían daño, porque este hombre era justo y se había dedicado toda su vida a tratar bien a la gente, a ser generoso. Él tenía mucho interés en resarcir a su compañero, tratándolo muy bien, como hacía con todo el mundo. Lo había pensado mucho desde entonces, toda una vida. Pero su compañero había muerto y ya era imposible.

Ahora era él el que estaba muy enfermo. Estaba seguro de que iba a morir, y pensaba que aquella culpa le acompañaría más allá de la muerte.

El día de Nochebuena apenas pudo cenar con su mujer y sus hijos. Se quedó dormido muy temprano y soñó. Soñó que volvía a sus tiempos de colegio. Estaban preparando la Navidad y había un gran frenesí en las clases, en los patios… A su compañero Jorge lo pegaban, como todos los días… Pero esta vez todo fue diferente. Entonces él salió en su defensa y dejaron de hacerlo, porque en el fondo les daba vergüenza y sabían que estaba mal. Lo hacían como un juego, pero ahora se daban cuenta realmente de lo mal que estaba aquello, y había sido él el que se lo había enseñado. Su compañero se mostró muy agradecido, muy cariñoso con él. Le dijo que había sido muy valiente, y le invitó a su casa a pasar un fin de semana, justo antes de las vacaciones de Navidad. Él aceptó encantado y pasó unos días estupendos con su amigo.

Entonces despertó. Miró por la ventana. Fuera estaba todo nevado. Recordaba perfectamente el sueño, y que era el día de Navidad. Vio que su mujer ya se había levantado. Se puso la bata y fue a desayunar. Estaba sorprendido, ¿por qué? Porque se encontraba muy bien, ni restos de su enfermedad. Era un poco tarde. Se preparó el café y desayunó. Entonces, poco a poco empezaron a llamar por teléfono para felicitarle la Navidad. Todos tan cariñosos con él como siempre, porque era un hombre muy bueno que se portaba muy bien con la gente. Pero él no podía dar crédito cuando cogió el teléfono y oyó una voz que no oía desde la infancia. Y es que uno de los primeros en llamar fue su amigo del colegio, Jorge, aquel al que sus compañeros pegaban.

-¡Muchas felicidades, querido Andrés! -le dijo su amigo.

-Muchas gracias. Estoy muy contento, porque ayer me encontraba muy mal y hoy me encuentro muy bien. He pasado una temporada fatal. Y qué raro que me llames… -le dijo Andrés.

-Pero si hablamos todas las semanas, por lo menos. Y la semana pasada estabas perfectamente. Habrás tenido un mal sueño. Tienes una salud de oro y un corazón también de oro.

Todavía no estaba seguro de lo que había ocurrido, pero él era inmensamente feliz. Ya no estaba enfermo, y su amigo Jorge le felicitaba la Navidad de la forma más cariñosa. Era enormemente feliz

Y así fue cómo aquellas Navidades, que él creía que iban a ser las peores de su vida, así como las últimas, se convirtieron en las mejores Navidades de su vida, porque además nuestro hombre vivió muy feliz muchos años, e hizo feliz a mucha gente.

Y éste es el cuento de Navidad que os quería contar. Espero que os haya gustado.

Eduardo Martínez Rico

Artículos relacionados

  • Francisco Umbral, a lo largo de su trayectoria literaria, dio para muchas preguntas. Fue, casi siempre, un entrevistado difícil, y escondido tras su máscara, solía ejercer un gran atractivo. En la entrevista que realizó con Serrano Soler en 1976, se observa a un Umbral insufrible y juvenil. Fue una entrevista desastrosa (para él), en la…
    Tags: de, la, en, su, el, con, rico, martínez, eduardo, cartel
  • (14 de diciembre de 2016) El embajador Antonio Poch, nacido en Santiago de Compostela y fallecido hace unos años en Madrid, además de gran diplomático era catedrático de Derecho internacional y un verdadero erudito. Había escrito mucho pero publicado poco porque era muy exigente y –según confesión propia- un poco vago, de modo que guardaba…
    Tags: de, el, la, en, rico, martínez, eduardo, cartel
  • La barbarie (Ediciones B) reúne los temas de más candente actualidad en estos momentos, los temas que más preocupan al mundo y al autor de la novela, Alberto Vázquez-Figueroa (Santa Cruz de Tenerife, 1936). Él mismo, me dice en una conversación telefónica, lo ha escrito para «mostrar su pensamiento en estos temas y compartirlo con…
    Tags: de, en, el, la, lo, martínez, rico, eduardo, cartel
Filed in: Creación literaria

Comments are closed.