6:16 am - sábado septiembre 22, 2018

Periodismo hoy

Written by | 03/08/2013 | Comentarios desactivados en Periodismo hoy

Hace unos meses celebramos un congreso sobre columnismo en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid. Tuvo mucho éxito de público, sobre todo alumnos, llenando un salón de actos para quinientas personas. Acudieron columnistas de la talla de Raúl del Pozo o Manuel Alcántara, interesantes escritores como Almudena Grandes o Espido Freire, jóvenes valores como Antonio Lucas, Jesús Nieto Jurado, Cristóbal Villalobos y Alberto López Marín. Hubo mesas sobre periodismo político, literario, deportivo, así como una mesa de expertos en Francisco Umbral, “maestro de columnistas”. Fue un congreso muy completo, apasionante, que dejó su huella en periódicos como El Mundo o El Sur. Los que lo organizamos, bajo la dirección magistral del profesor Manuel Ángel Fernández Sande, y las ideas y energías de gente como Nieto y Villalobos, quedamos muy contentos.

Este congreso me dio oportunidad para reflexionar sobre periodismo, sobre el pasado, el presente y el futuro de la profesión, del periodismo en general. Me preparé con cuidado la entrevista a mi maestro y amigo Raúl del Pozo; incluso escribí un ensayo previo sobre él. También preparé una intervención para la mesa redonda “La renovación del columnismo”. Es decir, el I Congreso Internacional de Columnismo y Periodismo de Opinión me metió, más todavía, el periodismo en vena, y le estuve dando muchas vueltas a este asunto.

Hablábamos de periodismo escrito, sobre todo, ya que las columnas de las que nos ocupábamos se emplazan en los periódicos. La prensa escrita está sufriendo muy duros momentos, por la crisis y por Internet. Yo creo que esta crisis pasará y que los periódicos se adaptarán a Internet. En Estados Unidos ya son más de seiscientos periódicos los que están cobrando por sus contenidos. The Washington Post ha empezado a cobrar por sus contenidos, calibrando una fórmula: cobrar a los que más leen el periódico. Sí, hay un proceso de adaptación que hay que atravesar, como una tierra ignota, el Oeste del que hablaba Raúl del Pozo en la entrevista que le hice. Él decía que Internet era el Oeste y animaba a los alumnos a que se internaran en este territorio virgen, peligroso, pero lleno de oportunidades. Que se juntaran unos cuantos y montaran algo. Eso es lo que hay que hacer. Internet es, sobre todo, y que me perdonen mis mayores, a los que quiero tanto, de los que tanto aprendo, un territorio sobre todo de los jóvenes. Serán los jóvenes los que sepan descubrir este Eldorado, y vivir de él, ganarse la vida con él.

“Hay que cogerle el truco a Internet”, les dije a los alumnos, muy consciente de lo que decía. Internet puede dar, y ya lo está dando, mucho dinero. Las redes sociales están funcionando muy bien, ya a nivel publicitario. Meetic, donde hombres y mujeres ligan sin complejos, debe de dar mucho dinero. Internet, en el terreno de la literatura y el periodismo, que es el que yo conozco más, está funcionando a nivel indirecto, un poco como siempre ha funcionado la literatura. Todos, o casi todos, lo usan, nadie paga –cada vez más gente paga, y encantados, porque les merece la pena-, Internet da a conocer, Internet puede ser reclamo publicitario, Internet entra dentro del engranaje del sistema de nuestra sociedad, con la diferencia de que, pienso yo, está ganando mucho terreno al mundo real, y rápido. Cada vez más vivimos en Internet, y cada vez más leemos las noticias y los artículos en Internet. Es tanto el protagonismo que tiene Internet en nuestras vidas que ya no veo frontera entre el mundo virtual y el mundo real: todo es el mismo mundo.

renovación del columnismo congreso internacional periodismo universidad complutense madrid

Este artículo no trata sobre Internet, trata sobre periodismo, pero ante todo sobre el periodismo del presente y del futuro. Creo que los periódicos, por supuesto, van a sobrevivir, y es más, van a disfrutar de una magnífica edad de oro, como tanto han repetido Pedro J. Ramírez o Luis María Anson. Hoy, más que nunca, disponemos de idóneos medios para que el periodismo brille y sea cada vez más eficiente. Yo leo el periódico, con mi móvil, en todas partes. Es cierto que en Internet el periódico invita más bien a leer los titulares, y no los artículos, pero también habrá una adaptación a eso, artículos tal vez más breves, más en la línea de los posts de un blog, o de una columna. Pienso que la columna se puede adaptar muy bien al nuevo terreno, por su brevedad, su concisión, su belleza, su amenidad, la capacidad que tiene para conectar con el lector, llena de personalidad, si es buena. Y no tienen por qué hacerse los contenidos más breves. En la revista cultural Jot Down, un éxito en Internet, observo que los artículos y las entrevistas pueden ser muy largos y al mismo tiempo muy celebrados por los lectores.

Los periódicos están atravesando su propio Oeste, lo están conquistando, domando hasta cierto punto, lo que pueden. Y mientras ese período dure serán deficitarios, pero seguirán siendo rentables a las grandes empresas mediáticas, siempre y cuando éstas puedan sostenerlos. Por ejemplo, un gran grupo con el negocio bien diversificado, o importantes accionistas provenientes de otros ámbitos —como Fiat en el grupo RCS, propietario italiano de El Mundo—, puede sostener un periódico o/y revistas, beneficiándose de todo lo que da la prensa y no da la tele y la radio. (La independencia total no existe.) Los periódicos siempre fueron la aristocracia del periodismo, el lugar de la reflexión, de la profundidad, de la inteligencia. Se complementan con los otros medios.

Por otra parte, otra tendencia que observo que puede ir a más, es la de vender toda clase de objetos sirviéndose del nombre, el reclamo y el gran soporte que implica la página web de un periódico, o el papel, mientras dure, si es que ha de desaparecer. Una tendencia que yo creo que puede ir a más, hasta el punto de convertir los periódicos en tiendas, sin dejar de ser periódicos. Al fin y al cabo, ya hoy empresas muy diferentes pueden ser accionistas de las empresas mediáticas. Y la publicidad, en el fondo, implica una venta indirecta. El periódico, en este caso, daría un paso que hasta ahora no había dado: ser un intermediario más directo entre los productos y los lectores/consumidores. La necesidad, de todo tipo, nos empuja a dar pasos que no daríamos por nuestra propia voluntad. Y muchos de ellos positivos.

Artículos relacionados

  • Me gustaría dar una idea completa en esta tribuna de Raúl del Pozo, como periodista y como escritor, sabiendo que ambas dimensiones se confunden en él, y que Raúl –pues tengo confianza para llamarle así- dice que una columna es un reportaje de quinientas palabras, y una novela, asimismo, un reportaje de doscientas o trescientas…
    Tags: de, que, y, a, raúl, del, pozo, periodismo, rico, eduardo
  • Desde la muerte de Francisco Umbral, en agosto de 2007, y tras un período de cien columnas, homenaje tributado por El Mundo, Raúl del Pozo escribe la columna de la última página de este periódico. Con amplísima experiencia periodística y literaria, Raúl del Pozo quizá se haya enfrentado aquí con el más importante desafío de…
    Tags: de, que, y, del, periodismo, raúl, pozo, martínez, eduardo, rico
  • Laten la luna nueva, la primera plana, el brillo de la ciudad infinita y chata, Madrid, sobre las canas de madrugada y prosa de Raúl del Pozo. Aun veterano, en él hierven la actualidad y la calle, y ambas se trenzan, se superponen: canta, como los antiguos, al vino o al amor de primavera; y…
    Tags: de, del, raúl, pozo, periodismo, nieto, jurado, jesús
Filed in: Periodismo

Comments are closed.