6:14 am - sábado septiembre 22, 2018

Presentación de ‘Confesión. Una novela gallega’, de Eduardo Martínez Rico

Written by | 10/09/2018 | Comentarios desactivados en Presentación de ‘Confesión. Una novela gallega’, de Eduardo Martínez Rico

Un buen día de hace más de una década, me llamó Tino Lobo y me dijo que un escritor joven, sobrino de Menel, quería documentarse en cosas de Marina e Historia Naval, pues tenía en mente hacer una novela de ámbito marítimo y así conocí a Eduardo que, para ponerlos en situación es de la edad de mi cuarto hijo pero, dada su madurez intelectual, su cultura y su buena educación, hizo que de aquel encuentro auspiciado por Tino, naciese una corriente de simpatía que le ha hecho cometer este fallo de hoy, escogerme a mí para presentar CONFESIÓN que es una novela digna de un crítico literario de verdad como algunos de los que, si repasan INTERNET comprobarán, le han dedicado críticas muy elogiosas.

En cuanto a los Martínez Pérez-Mendaña, tengo cierta conexión curricular con ellos pues, hace ya bastantes años, da miedo pensarlo, cierto almirante me ordenó dar una conferencia sobre el insigne descubridor de las Salomón en la Casa de Galicia de Madrid y el tiempo para prepararla era de una semana… pero aquello debió de salir bien porque repetimos en Santiago de Compostela y en Ferrol, donde arrancó mi amistad con tío Joaquín, el que tiene el honor de recibir la dedicatoria de este libro junto a mi inolvidable amigo Fito Rey, con el que compartí camarote en el viaje del Elcano de 1970 y gracias al cual, en gran parte, mi madre podrá cumplir, si Dios quiere, 99 años este próximo diciembre.

Además de los Mendañas mencionados, también conocí al padre de Eduardo, q.e.p.d, en una visita para mostrarle el Arsenal y Museo Naval de Ferrol y allá por el 1987, recién tomado el mando de la Flota por el, desgraciadamente recién fallecido, almirante D. José Luis Torres Fernández, del cual yo era el Ayudante Secretario, le acompañé a Puentedeume al entrañable homenaje que se rindió al Doctor Martinez, primero en el Ayuntamiento y después en el cementerio, ante su tumba… paseos y paisajes que con nombres, por supuesto ficticios, aparecen muy bien retratados en CONFESIÓN

Y vamos a lo que nos ocupa, la presentación de esa CONFESIÓN que, ante todo y sobre todo, es una NOVELA, sin adjetivo y con mayúscula. Una novela no, repito no, histórica, las cuales en ocasiones me cargan pues para leer Historia no hay como los buenos historiadores… y porque cuando sus autores ignoran algo, se lo inventan, desconcertando al lector que no sabe, al fin de cuentas, lo que es verdad y lo que es ficción…

CONFESIÓN es fruto de la increíble imaginación de un autor que tenía solamente 26 años de edad cuando la escribió y demuestra en sus páginas una capacidad de inventiva verdaderamente impresionante.

Cuando se comienza a leer esta novela se tiene la impresión, al menos yo la tuve, de que el autor nos cuenta al principio el final… pero los hechos van enganchando al lector de tal forma, que te obligan a no dejar algo sin leer pues te perderías la comprensión de la obra.

Para mí que estoy muy lejos de ser, como ya dije, crítico literario, aunque por diversos azares he presentado anteriormente tres libros, dos de pura Historia y una novela semi-histórica, me resulta difícil sintetizar CONFESIÓN sin contarles toda su trama y dejarles sin interés en leerla, que es lo importante, pero esto es lo que he guardado en mi disco duro y lo que quiero trasmitirles a Uds. :

    • La novela se titula CONFESIÓN. UNA NOVELA GALLEGA y en su portada muestra el cruceiro de Punta Lens, en la terrible costa de la muerte, pero… está escrita en magnífico castellano sin concesión alguna a cursiladas lingüísticas autonómicas, es pura literatura, repito, castellana o si lo prefieren española.
    • En la novela hay dos personajes principales y otros secundarios pero también importantes, de los primeros uno es Oficial de Marina y el otro Sacerdote, resulta difícil juzgar cual de los dos es más fundamental para el autor, para mí que el segundo… En cuanto al primero, no busquen porque no lo encontrarán, una novela marinera o naval-marinera como algunas que leímos en nuestra juventud, como el “boy” del padre Coloma v.g., en esta novela, podría haber sido cualquier otro tipo de militar español en cuanto a lo más profundo, aunque aficiones y estilo de vida lo ubiquen junto al mar…
    • Repito que la novela es pura ficción, su tiempo se sitúa en un futuro no muy lejano y marca como un paso atrás en temas que parecían superados pero que, desgraciadamente, vuelven a estar de moda, una preocupación por la filosofía de la “pena de muerte” (hoy en día estamos en lo de la prisión perpetua revisable), la adopción de métodos de ejecutarla que nunca existieron en España, la mezcla de conceptos arcaicos y novedosos, en pasajes de las escenas que se van describiendo, y todo ello adornado con formidables retratos de los lugares en que se desarrolla que, aunque con nombres ficticios, son, sobre todo, para los que conocemos bien estos pagos, fácilmente identificables. Sirva de ejemplo a esto último una preciosa disquisición sobre si el Eume, más que un río de agua dulce que desemboca en la mar es un río de mar que penetra en la tierra…
    • Ese futurismo, por ejemplo el Juan Sebastián Elcano aparece como un buque-museo, convive con un pasado incluso anterior a los años del autor que hace convivir a la Olivetti Pluma-22, de nuestra juventud con el “personal computer” del presente, en difícil composición literaria…y ese ejemplo material es trasladable a aspectos humanos de sus personajes.


Eduardo Martínez Rico

  • CONFESIÓN muestra una preocupación notable por lo religioso, es profunda no solamente desde un punto de vista teológico, sino también litúrgico, las descripciones de la Santa Misa y de la aplicación de ciertos sacramentos son sencillamente impresionantes… El autor, quizás para despistarnos, sitúa a la parroquia que atiende el personaje-sacerdote, en la diócesis de Mondoñedo, cuando esta zona y la del Castillo que centran la geografía de la novela, siempre fueron del Arzobispado compostelano… y acierta históricamente en el tratamiento jurisdiccional, pues Puentedeume (que aunque no lo nombra está omnipresente) cuando era Cabeza de Partido Judicial tenía a su cargo toda la orilla Sur de la Ría de Ferrol, y no quiero descubrir más, Uds. juzgarán cuando la lean…
  • La novela es por tanto muy religiosa, pero no sólo, es una novela trágica de amor, incluso con escenas eróticas, de juventud, de pandilla, no de veraneantes de Cabañas sino del pueblo, que vienen a bañarse aquí bien en bote o bien pasando a pie el puente de piedra…A veces nos recuerda a La vida sale al encuentro de Martín Vigil… Con una carga filosófica importante, sin caer en pedanterías tan al uso hoy en día.
  • Es también costumbrista, trasciende la vida de alguna fundamental industria eumesa, las costumbres sociales de la burguesía pueblerina (dicho esto último con el máximo respeto), sus fiestas populares con una descripción de la “cucaña” que no tiene desperdicio…pero también encontrarán descripciones oníricas, problemas de celos, escenas, en fin que Uds. como residentes veraniegos de esta incomparable tierra irán descubriendo en su lectura que, seguro, se convertirá en apasionante…

Ahora, por iniciativa del autor y tras escuchar una exposición de su parte, mantendremos un dialogo sobre su obra, y he querido dedicarle estas pobres pinceladas, sin osar contarles el final, que, aunque ya lo dije, parece que lo expone al principio… pero hay que leerla…

Capitán de Navío José María Blanco Núñez

Texto escrito para la presentación de la novela Confesión, de Eduardo Martínez Rico, el día 7 de agosto de 2018 en el Club Marítimo La Penela (Cabanas, A Coruña, Galicia, España).

 

 

Artículos relacionados

  • Sólo tú puedes convertir en vida estas palabras. Sé bienvenido, bienvenida, esta novela no tiene reglas, es reino de la libertad, sus únicos corsés son los del arte. Eduardo Martínez Rico   La literatura como losa, como aprendizaje, como fuerza, como motor y como enseñanza constante. Todo un libro que reflexiona sobre la literatura, al…
    Tags: de, y, que, novela, rico, eduardo, martínez, cartel
  • Os voy a contar un cuento de Navidad. Se titula "Las mejores Navidades". Sucedió no hace demasiado tiempo, por estas fechas navideñas, pero parece como si hubiera llovido muchísimo desde entonces, y más en esta tierra nuestra en la que llueve tanto y nieva tan poco. Pero aquellas Navidades sí que nevó, por lo menos…
    Tags: y, de, que, rico, martínez, eduardo, cartel
  • (14 de diciembre de 2016) El embajador Antonio Poch, nacido en Santiago de Compostela y fallecido hace unos años en Madrid, además de gran diplomático era catedrático de Derecho internacional y un verdadero erudito. Había escrito mucho pero publicado poco porque era muy exigente y –según confesión propia- un poco vago, de modo que guardaba…
    Tags: de, que, y, rico, martínez, eduardo, cartel
Filed in: Literatura

Comments are closed.