10:06 pm - Tuesday September 26, 2017

Raúl del Pozo: un ángel con luna nueva

Written by | 25 June 2013 | 1

Raúl del Pozo un ángel con luna nueva Jesús Nieto Jurado

Laten la luna nueva, la primera plana, el brillo de la ciudad infinita y chata, Madrid, sobre las canas de madrugada y prosa de Raúl del Pozo. Aun veterano, en él hierven la actualidad y la calle, y ambas se trenzan, se superponen: canta, como los antiguos, al vino o al amor de primavera; y al día siguiente irrumpe con una lección de reporterismo de las que tumban a un país, siquiera por higienizarlo mínimamente. Vio los papeles del señor de la gabardina, y pudo, además, seguir el fútbol.

Desde la alta serranía de Cuenca, allí donde los pájaros pían entre pinares fríos y el cielo tiene calidad de absoluto, bajó Raúl del Pozo al llano de Madrid; a la ciudad paleta y engrandecida por la carencia de un mito fundacional y la palabrería de un organillero. Ya en Madrid, Raúl del Pozo, mi padrino, unía madrugadas y aeropuerto, mangas de póker y la parla de media tarde con los escritores que, como él, dan patrimonio de Cultura a esta tierra de secano. Raúl del Pozo es el Periodismo americano mojado, como una galleta esponjosa que se mueve, en la leche/mala leche barroca de Quevedo, en el pasado remoto de Grecia y sus oráculos, y en la amistad entrañable y vital que tuvo con Paco Rabal. De Raúl dijo Umbral que capitanea la mejor escritura de su tiempo, la que sale industrial en cada periódico. Qué razón tuvo el viejo dandy.

Los periódicos se hacen ya ajenos al ruido de la calle; al lado de una quesería abren una nave industrial con secretarias potentes y buenorras que sirven café y escote; Raúl es la pervivencia necesaria de la vieja -o única- escuela de esto de escribir al socaire del día y sus miserias. Es un intelectual en acción en quien los viernes la alegría del vivir renace como el hígado de Prometeo, al sol del golf y los amigos. Dicen sus poetas que es un ángel metido a columnista; domina el circo de las redes sociales y sale a hombros cuando enseña a los jóvenes en las universidades que apestan a latrocinio y peloteo.

Creer en Raúl del Pozo, leerlo en Orbyt, es única forma de devolverle el brillo a este oficio que una vez nos quitó la juventud y la novia; que nos regaló para siempre el perfil nítido de la ciudad y del mundo.

Artículos relacionados

  • De izq. a dcha., Alberto López Marín, Eduardo Martínez Rico, José Ignacio Población, Jesús Nieto Jurado y Cristóbal Villalobos Hace unos meses celebramos un congreso sobre columnismo en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid. Tuvo mucho éxito de público, sobre todo alumnos, llenando un salón de actos para…
    Tags: de, la, el, los, en, periodismo, raúl, del, pozo, jurado
  • Para Choni, en su cumpleaños                                 Hojas blancas,                                 futuras, llenas                                 de deseos, de proyectos                                 secretos,                                 de voces tipográficas,                                 historias, ideas,                                 imágenes lejanas,                                 amores cercanos.                                 Hojas blancas,                                 del porvenir páginas,                                 viento de hoy                                 esperanza del mañana. Eduardo Martínez Rico Madrid, abril de 2013
    Tags: de, del, en, featured, slider, secondary, libros, literatura
  • Desde la muerte de Francisco Umbral, en agosto de 2007, y tras un período de cien columnas, homenaje tributado por El Mundo, Raúl del Pozo escribe la columna de la última página de este periódico. Con amplísima experiencia periodística y literaria, Raúl del Pozo quizá se haya enfrentado aquí con el más importante desafío de…
    Tags: de, la, el, del, en, periodismo, raúl, pozo, literatura, libros
Filed in: Literatura

One Response to “Raúl del Pozo: un ángel con luna nueva”

  1. 02 September 2013 at 00:25 #

    Me gusta siempre lo que leo aqui y de alguna forma siempre me sirve :), gracias, besos desde un pueblecito de Madrid!!