1:58 pm - lunes enero 21, 2019

Tag Archives: cuento

Cuento: ‘El interfono’

Written by | 16/10/2018 | Comentarios desactivados en Cuento: ‘El interfono’
Una noche, mientras soñaba -lo recuerdo- con un mar sereno en el que nadaba rodeada de sol, el interfono que comunicaba mi dormitorio con el de mi hijo cambió su tenue luz verde por una intensa luz roja y un quejido sonó a través de él. Me incorporé y fui hasta el cuarto del pequeño, al que encontré dormido. Reprimí las ganas de acariciarle el moflete que se le espachurraba cómicamente sobre la almohada y regresé a mi habitación. Me acosté y, acurrucada de nuevo bajo la manta, froté los pies contra el colchón tratando de contrarrestar la frialdad del suelo que habían pisado hacía un momento. Sólo entonces, recuperado el calor del lecho, me percaté de que el sonido del interfono había sido extraño, probablemente fruto de mi sueño y no de mi hijo. Estaba consiguiendo volver

Cuento: ‘Universos paralelos’

Written by | 16/08/2018 | Comentarios desactivados en Cuento: ‘Universos paralelos’
  Estoy sentado en el sofá de mimbre de la terraza, frente al mar, sin tocar el gin-tonic. Lo preparé con mimo hace por lo menos quince minutos y lo dejé en la mesita baja de cristal. Pensaba degustarlo mientras reflexionaba, pero ni siquiera lo he tocado. Con el calor, el hielo se ha fundido y ya ni siquiera me apetece. No me apetece hacer nada. Me siento hundido y la visión del crepúsculo veraniego simula una metáfora de mi vida. Pienso en lo difícil que hacemos las cosas fáciles. O acaso no sean tan fáciles como creemos y es justamente por eso por lo que fracasamos. Tal vez el problema radica en que sólo existe una manera de actuar correctamente. Entre las millones de posibilidades que se presentan cada día, sólo una es la buena y por eso es tan complicado tener éxito.

Francisco Umbral, el cuentista de Madrid

Written by | 11/07/2018 | Comentarios desactivados en Francisco Umbral, el cuentista de Madrid
  A poco de cumplirse once años de su muerte, Francisco Umbral no deja de sorprendernos con el legado de su mina literaria. En estos ejercicios prácticos, en realidad, nos entrega su Teoría del cuento[i], con la que demuestra, sobradamente, ser un ingenioso representante del cuento contemporáneo de siglo XX, de Madrid y Valladolid, a partir de sus cuentos publicados en diferentes revistas[ii] y en su Teoría de Lola (1977). Se trata de los Treinta cuentos y una balada editados gracias a Bénédicte de Buron-Brun, profesora de la Université de Pau. Ella, cual arqueóloga de Francisco Umbral sigue escarbando los inéditos del autor. Con toda autoridad, en el prólogo del libro asume que Umbral es un sucesor de la tradición cuentística española de grandes maestros,“reforzada en

La puesta del sol dionisíaca

Written by | 03/07/2018 | Comentarios desactivados en La puesta del sol dionisíaca
El adolescente que intenta iniciarse como escriba, rizos de oro y tez pálida, clava sus ojos en El delirio de los coribantes, un estudio sobre la poética de los trágicos griegos; en concreto, sobre los rituales que se hacían en el monte Ida en honor a la diosa Cibeles. Así fue el nacimiento de la poesía, piensa él. Arriba: el atardecer se manifiesta en un ángulo de luz que se derrama sobre los paños del mar. Un manto de oro se dibuja entre el horizonte fosforescente y la arena de Castelldefells. Ante las impresiones del cambio de celaje, el aprendiz del verso suplica a Zeus que lance un rayo violento sobre su cabeza. Se encuentra en la terraza de un restaurante con vista al mar y es testigo de cómo el sol se comienza a hundir en las profundidades del océano. Está a la espera de

Cuento: ‘Enredos’

Written by | 07/10/2015 | 1
Ella recordó en sueños una tarde de la infancia en la que su abuela le había dado un bombón como premio por haber desenredado un ovillo de lana. “Nadie es tan paciente como tú”, le había dicho, y se había sentido diligente y magnífica. Saboreaba el bombón relleno de crema de naranja cuando despertó, treinta años después, en la cama que compartía con él. “La noche está oscura como boca de lobo”, pensó. Oyó su respiración desacompasada y seca, supuso que soñaba algo angustioso y le rozó con el pie derecho: la respiración se tornó fluida y rítmica. “Cuánto le amo”, se dijo, “le amo por completo”. Imaginó la enfermedad, la muerte, la destrucción de la materia, el más allá como un gran centro comercial de estruendosa megafonía y rostros desconocidos.

“Pagos: No premiado”

Written by | 29/07/2015 | Comentarios desactivados en “Pagos: No premiado”
Begoña nunca ha sido un torrente de pasionalidad, pero tiene fibra sensible. Salvo raras excepciones, sabía contener los sentimientos para no mostrar todas las cartas a sus amistades o a su familia. Ella siempre pensó que su debilidad era un charco hondo donde se guardaba una especie de joya perdida: la buena simiente. Así lo ha llamado siempre su madre cuando la miraba fijamente a los ojos y le limpiaba las lágrimas. “Tú la tienes, hija, qué suerte”, y se limpiaba las manos en el mandil, como solo lo hacen las madres de Extremadura. Desde aquellos llantos de cría, Begoña ha tenido sollozos explícitos en contadas ocasiones. Su templanza ha aguantado la muerte de su padre, la de los grillos que vivían en el bote de tomate, las primeras experiencias sexuales, un parto y un divorcio.