2:00 pm - lunes enero 21, 2019

Tag Archives: Secondary Featured Slider

Raúl del Pozo: un ángel con luna nueva

Written by | 25/06/2013 | 1
Laten la luna nueva, la primera plana, el brillo de la ciudad infinita y chata, Madrid, sobre las canas de madrugada y prosa de Raúl del Pozo. Aun veterano, en él hierven la actualidad y la calle, y ambas se trenzan, se superponen: canta, como los antiguos, al vino o al amor de primavera; y al día siguiente irrumpe con una lección de reporterismo de las que tumban a un país, siquiera por higienizarlo mínimamente. Vio los papeles del señor de la gabardina, y pudo, además, seguir el fútbol. Desde la alta serranía de Cuenca, allí donde los pájaros pían entre pinares fríos y el cielo tiene calidad de absoluto, bajó Raúl del Pozo al llano de Madrid; a la ciudad paleta y engrandecida por la carencia de un mito fundacional y la palabrería de un organillero. Ya en Madrid, Raúl del

Crítica: ‘La lengua en pedazos’, de Juan Mayorga: la rebeldía mística de Santa Teresa

Written by | 25/06/2013 | Comentarios desactivados en Crítica: ‘La lengua en pedazos’, de Juan Mayorga: la rebeldía mística de Santa Teresa
De la tinta a las tablas, pero siempre en territorio conocido: La lengua en pedazos es el primer trabajo como director de Juan Mayorga, cuyo prestigio como dramaturgo ya venía bien avalado por vítores y premios nacionales y foráneos. Y lo hace en el Teatro Fernán Gómez con un pura sangre entre las manos: la vida de Santa Teresa de Jesús. Para ello, el autor inventa un diálogo que nunca existió, entre Teresa y un inquisidor que la acusa de rebeldía y heterodoxia, en clara deuda (y el listón rampante) hacia el gran inquisidor que Dostoievski legó a la historia en Los hermanos Karamazov. La puesta en escena es parca y deliberadamente no historicista. Se nota que Mayorga quiere acercarnos lo más posible a Teresa. La palabra queda a servicio de la acción, y así, lo que podría

Articulistas en el Café Gijón

Written by | 23/05/2013 | 5
El Café Gijón acaba de cumplir 125 años de existencia, 125 años acogiendo al mundillo literario y artístico, acabando por convertirse en una institución cultural de la vida madrileña, en un referente de la literatura. En su interior se respira el artículo y la poesía. El olor a café y el perfume a musa embriagan la mente de los primeros escritores que optaron por convertir el Café Gijón en un templo literario. Francisco Umbral, el Umbral de la literatura del siglo XX, el jardinero mayor del lenguaje, escritor en el Gijón, escribió de los artículos y articulistas que han frecuentado siempre el Gijón, decía: «Los artículos flotan en el aire de este café». Así ha sido y así vuelve a ocurrir. En su día el mismísimo José Ortega y Gasset pidió recado de escribir en el

Hojas blancas

Written by | 15/05/2013 | Comentarios desactivados en Hojas blancas
Para Choni, en su cumpleaños                                 Hojas blancas,                                 futuras, llenas                                 de deseos, de proyectos                                 secretos,                                 de

Eduardo Martínez Rico: «Umbral era una persona muy poliédrica, como también lo es Pedro Jota»

Written by | 30/04/2013 | 1
Estamos en el bar del Monasterio de Guadalupe y todo fluye con tranquilidad tenue. Eduardo y yo nos hemos pedido un café y su hermano va y viene de un lado a otro para no molestar. Eduardo es alto, tranquilo y concienzudo. Tiene la determinación de su maestro Umbral para reescribir los subterráneos de la vida y el inquebrantable cariño hacia las cosas y tiempos de Azorín. Esa mezcla le hace explosivo y dialogamos sobre el futuro del columnismo literario en España. ¿Qué tal ves el futuro de la literatura con los eBooks? Veo mucho, sobre todo para gente como tú y como yo. Soy optimista, porque las personas somos curiosas por naturaleza y hay muchas formas de literatura que, en los eBooks, serán capaces de llegar a gente no tan interesada en la palabra, la palabra bella, que es la alta

Crítica: ‘Siguiendo mi camino’, de Mauricio Wiesenthal: otra lección de vida del maestro

Written by | 25/04/2013 | 1
Divertido, cosmopolita, lúcido, wildeano, tierno, exuberante y de erudición portentosa. Cualquiera que haya tenido la suerte de leer a Mauricio Wiesenthal sabe de lo que estamos hablando: de una de los mejores plumas de nuestra lengua, allá las listas de venta, cuya voluptuosidad narrativa, casi mística a los ojos, es capaz de devolver la vida al barro de los siglos. Y luego echarlo a andar. En Siguiendo mi camino, la semilla de la letra nace, como en los romances antiguos, de la voz. Así, Wiesenthal echa la vista atrás y nos cuenta las melodías que marcaron su vida: del bolero al tango, de Sinatra a Elvis, de la corte al pueblo. A cada capítulo, una canción. Y en cada una de ellas, una historia diferente que contar, siempre bajo la pátina azafranada de la melancolía que distingue