4:36 pm - miércoles junio 19, 2019

Vida y muerte

Written by | 21/04/2013 | Comentarios desactivados en Vida y muerte

dos viejos comiendo goya pinturas negras

Trato de reflexionar sobre la muerte, la vida, su brevedad, lo que significa la muerte y la vida, nuestro papel en el mundo. El presente, este momento que estamos viviendo ahora, el futuro que nos espera, la guadaña de la literatura medieval. Pero si la muerte es vida, según la religión cristiana, ¿por qué esta manera nuestra tan tétrica de afrontarla?

Tengo 37 años. Según los clásicos, según Dante, me encuentro más o menos hacia la mitad de la vida. Si miro hacia atrás, y lo hago con cuidado, podría tomarme mucho tiempo recordar todos los episodios de esa vida, por lo menos los más importantes. Tendemos a pensar que la vida es un suspiro. El tiempo, como hace un momento he escrito en Twitter y en Facebook, parece corto cuando ya ha acabado; eso invita a hacerse sospechoso.

Veo gente querida en muy mala situación. Esperan a la muerte. Esperamos su muerte. Nosotros, los jóvenes, aunque ya no seamos tan jóvenes ―somos casi «maduros», o lo somos ya―, no concebimos todavía la muerte; la vemos lejana. Aunque quizá, al verla tan cerca en nuestros seres tan queridos, comencemos a verla cercana, y a pensar cómo nos gustaría morir y cómo no. A mí me enseñan mucho los demás, y también me enseñan en este tema.

¿La vida es larga, es breve? Yo creo que no se hace breve mientras la vivimos; es más, pienso que se hace larga. Cuando ya se ha pasado supongo que sí dará esa sensación, como nos la puede dar el final de un partido de tenis ya jugado, la lectura de un libro, aunque nos haya llevado muchas horas, etc. La vida consumada parece que ha sido breve, pero ha habido, seguro, muchos momentos de aburrimiento, momentos de no saber qué hacer, momentos perdidos, días, meses, etapas. No sabemos. Si es que se puede decir en la vida, efectivamente, que se pierde el tiempo. La vida se vive como se presenta, como se va presentando, y ya está.

Pero podemos cuidar la vida. Podemos cuidar lo que hacemos, con quién vivimos, lo que decimos, nuestros desplazamientos, como por ejemplo uno cuida la ropa que se compra y se pone.

La muerte vendrá hacia nosotros. Más camina ella que nosotros, porque nosotros nunca querríamos ir a por ella. Yo creo que la muerte es vida, que pasamos a un estado mejor o, en cualquier caso, si pasamos a la nada, la nada será un estado mejor que el presente. La paz suprema, el descanso supremo. Vivimos existencias muy duras, incluso las más privilegiadas, seguramente porque todos los seres humanos se acaban acostumbrando y adaptando a sus circunstancias, soportándolo todo y superándolo todo.

Sólo la serenidad de los sabios puede aproximarse a la felicidad absoluta en medio del temporal. Quizá no sea más que un problema de psicología, de tener una mente sana. La muerte no importa mientras la vida es hermosa, tranquila. Mientras no nos turbe la vida no nos turbará la muerte.

Eduardo Martínez Rico
www.eduardomartinezrico.com


Artículos relacionados

  • «La muerte es negra», dicen los que fallecen con la muerte de otro. «La muerte es triste», dicen los que sollozan lagrimales de otros. Nadie pensó en que la muerte sólo hace su trabajo. Nadie pensó en que su blanquecina cara, aunque lo ha visto todo, se asusta por nada, ni le preguntaron «Oye, ¿qué…
    Tags: la, muerte, de, vida, parca
Filed in: Opinión

Comments are closed.